No sólo con camiones aljibes: Hay que avanzar en soluciones reales a la falta de agua

Prosperina Queupuan Cheuquian
Por Prosperina Queupuan Cheuquian, candidata a alcaldesa por San Juan de la Costa

Aprovechar nuestros propios recursos y capacidades es lo que pretendemos implementar durante nuestra gestión como alcaldesa de San Juan de la Costa. Y lo haremos con uno de nuestros problemas centrales: el acceso al agua. Mucho se ha dicho que en San Juan de la Costa no hay agua. Nosotros como habitantes del territorio sabemos que no es así, pese a la intensa presencia y erosión provocada por las industrias extractivas de materias primas en la zona. Nuestra mapu sigue resistiendo.


En nuestra comuna hay agua, sólo que estamos haciendo prácticamente nada para extraerla y acopiarla, sobre todo para la producción agrícola. Al menos hay comités de agua potable rural que posibilitan el consumo humano, con ellos hay que trabajar para ayudarlos a superar las actuales dificultades;sin embargo, quedan más de 500 familias que deben ser abastecidas con camiones aljibes.

Creemos que el problema debe abordarse con urgencia, con planes y programas que doten a nuestro municipio de la posibilidad de reaccionar de forma inmediata ante una contingencia o propuesta comunitaria. Para ello proponemos la creación de una Oficina Hídrica con profesionales especializados en la materia, así como infraestructura y equipamiento, no sólo para hacer proyectos o buscar formas de financiamiento, sino para ejecutarlos.

Los camiones aljibes siguen siendo la única solución implementada desde hace años en la comuna para abastecer a las más de 500 familias que necesitan el vital elemento para distintos usos. Sin embargo, no hay que olvidar que se trata de una solución de emergencia que se ha convertido en un programa público, prácticamente, no avanzando por ello la comuna en soluciones para el mediano plazo.

En San Juan hay saberes y prácticas ancestrales aún vigentes, como la búsqueda de agua con varillas, como la ejecutan con éxito varios expertos de la comuna. ¿Por qué no incorporarlos a nuestra Oficina Hídrica y complementar con las técnicas y equipos actuales?

De seguro ahorraríamos más recursos que estar financiando estudios y más estudios que al final quedan arrumbados sin otorgar una solución práctica para el problema para el que fueron ejecutados.

Por eso necesitamos una oficina especializada en el tema hídrico, no como un agregado del municipio, sino como una prioridad ante el complejo momento que vivimos. Nosotros debemos ser capaces de extraer y acopiar nuestra agua, a través de abastos u otras alternativas, involucrar otros sistemas de energía como el solar o marítimo para su funcionamiento, y potabilizarla para el uso humano.

Los beneficios de asumir el problema con nuestras manos es que no sólo podemos abordar el consumo humano, sino también el animal y el productivo, pues la zona tiene una vocación agrícola clara, por lo que nuestro proyecto apunta directamente a apoyar a hortochacareros, pequeños y medianos agricultores.

Podemos hacerlo nosotras y nosotros en San Juan de la Costa.

Comunicado de Prensa / Fuente: Oficina de Comunicaciones P. Queupuan