Nuestra oportunidad en la Nueva Constitución

Prosperina Queupuan
Por Prosperina Queupuan, candidata a Alcaldesa de San Juan de la Costa.

Como mujer mapuche, madre, abuela, amiga y profesional quiero hacer un gran reconocimiento a todos esos héroes anónimos que hace más año atrás alzaron la voz ante las desigualdades e injusticias que su pueblo estaba sufriendo, gestando entre sus manos al movimiento social más grande que nuestro país haya visto, cuyo único fin era ver un Chile distinto, un Chile mejor.

Hoy, como fruto de esta fuerza unida, podemos celebrar que será el pueblo, seremos nosotros, serán nuestros jóvenes, niños y ancianos quienes escriban una Nueva Constitución. Hoy forjaremos un camino distinto, donde no olvidaremos a quienes dieron su vida por alcanzar este sueño, pero su legado será la piedra angular de un país y una sociedad más justa.

Estamos siendo parte de un hecho histórico e inédito en nuestro país y es un orgullo poder vivir este proceso de cambio donde las esperanzas y anhelos de muchos están puestas y creo representar el sentir muchos de mis hermanos y hermanas del pueblo mapuche; del campesino y el pescador artesanal; los recolectores, trabajadores de leña y artesanos, gente que como yo nació y vivió en el campo, gente que con esfuerzo luchó día a día para sostener a su familia. Es por este medio que quisiera materializar la voz de todos, y pedir que vengan nuevas oportunidades, que se abran más caminos, que se escuchen fuerte nuestras voces y no sean ecos sin respuesta.

Este nuevo Chile debe construirse sobre los pilares de la justicia, equidad y verdad, recordando que lo construido con anterioridad fue impuesto, primero por una corona y luego por un estado dirigido por unos pocos. Debemos ser conscientes que este territorio pertenecía a muchos pueblos originarios, siendo ellos los primeros en construir una nación, en nuestro caso, la nación Mapuche.

Por ello, pienso, creo y sueño con un país plurinacional, donde todas estas voces (naciones) sean escuchadas, donde exista un diálogo y una identidad multicultural, esto dará el espacio para ver la realidad desde nuevas perspectivas, desde nuevos estados, y formas. Por lo tanto, si logramos iniciar este discurso plurinacional, podremos hacer un cambio profundo, un cambio real, una reestructuración desde los cimientos, generando así una descentralización, para que la riqueza de nuestro país se distribuya equitativamente: donde todos podamos tener espacios y recursos para poder desarrollarnos.

Es importante considerar en este nuevo Chile la protección al Medio Ambiente, ya que la explotación de nuestros recursos ha generado grandes desastres naturales, como es el déficit hídrico, problemática que afecta sin duda a San Juan de la Costa.

Como habitante de esta hermosa comuna espero que se busque cuidar y preservar nuestra biodiversidad, nuestra Cordillera de la Costa, uno de los pulmones verdes de nuestro planeta. Como mujer mapuche pido que se respete y se valore nuestra Ñuke Mapu, que se ame y atesore la riqueza real de nuestro país y no se destruya por intereses netamente económicos, que en su mayoría solo beneficia a grupos minoritarios y empobrece a la mayoría de la población.

Para concluir quisiera solamente pedir que esta Nueva Constitución le dé voz a quienes nunca fueron escuchados, le dé recursos a quienes siempre desearon crecer; le abra caminos a quienes no han podido avanzar; brinde oportunidades, herramientas, dignidad y la justicia: que construya una sociedad sana, libre e igualitaria.

Pero no debemos olvidar que es nuestra responsabilidad que este anhelo se cumpla, por ello, los invito a seguir luchando para que el día de mañana nuestros hijos vean lo que la unidad de un pueblo puede lograr.





Comunicado de Prensa / Fuente: Oficina Comunicaciones P. Queupuan