Osorno y las cuarentenas: ¡Dejen de castigarnos!!!

Por Dinelly Angulo Garcés, Candidata a concejala por Osorno

Nuestra comuna es sin lugar a dudas una de las más castigada del país por las cuarentenas y las implicancias del Covid-19. Cuatro confinamientos hasta la fecha, no hay otra zona que haya sido tantas veces condenada a estar encerrados, con todos los efectos sociales, económicos, laborales y también en la salud mental.

Llama la atención la gran cantidad de personas que se movilizó de forma inmediata, apenas se anunció la vacunación en el recinto Sago. Por lo menos mil personas, quizá más acudieron hasta dicho lugar, las que debieron soportar largas horas de espera en filas casi interminables.


Las cuarentenas de seguro nos tienen ansiosos y queremos colaborar cada vez que se anuncia alguna acción para enfrentar el coronavirus.

Ya estamos cansados de los confinamientos y necesitamos que el esfuerzo que realizamos se note en las decisiones que toma el Ministerio de Salud. No puede ser que otras comunas que presentan un número de contagios similar a la nuestra se mantengan en otras fases, mientras Osorno dura sólo algunas semanas sin la restricción total.

Estamos cansados porque no se ve mayor efectividad. Si bien entendemos que sea la forma principal para enfrentar el Covid-19, algo reconocido por el propio Colegio Médico, ya es hora que la efectividad comience a ser exigida por la ciudadanía. Y es que al final nuestra comuna se convierte casi en un conejillo de indias para las cuarentenas y la estrategia del Ministerio de Salud, sin que Osorno sea favorecido por lo mismo.

Las cuarentenas terminan asumiéndose casi como un castigo; nos pone en la lista de los estudiantes que no son tan aplicados en las materias. Eso sí que hay que rechazarlo, porque el encierro lo hemos soportado más que nadie y con un alto cumplimiento, pese a todo lo que se diga. No creo que haya un osornino u osornina, a esta altura, que quiera que los contagios se mantengan o sigan aumentando Así como se nos han enviado a cuarentena por cuatro veces seguidas, podría el Ministerio de Salud promover e incluso subsidiar la aplicación de otras medidas, como entregar mascarillas con alta efectividad o alcohol gel a la comunidad. Podría también fomentarse escuelas o talleres con énfasis en la salud y los cuidados ante la pandemia, entre otras medidas.

La vacunación y las cuarentenas son las formas del gobierno de enfrentar al Covid, pero nada quita que no probemos otras formas, que enfaticen en la educación y en medidas de prevención.

Al final, pese a todo, puede ser una oportunidad, más que un castigo, como hasta ahora se percibe.

Comunicado de Prensa / Fuente: Oficina de Comunicaciones D. Angulo