Columna: Aproximaciones hacia un nuevo Modelo de Gestión Municipal

Columna: Aproximaciones hacia un nuevo Modelo de Gestión Municipal
Por Guido Asencio Gallardo, Académico.

Un modelo de gestión representa una forma o marco de referencia para administrar una entidad, ya sea pública como privada. En este caso trataré de aproximar un modelo de gestión para una Municipalidad cualquiera, el cual se basará en presentar diferentes antecedentes y herramientas que buscan generar agregación de valor público, incorporando definiciones claves de la organización y estructura municipal, que se traduzca en conocer necesidades ciudadanas.

Para incrementar valor público, es fundamental incorporar una estrategia que permita tener un mayor alcance hacia los usuarios, su agilidad estará dada por entender que, una municipalidad debe apuntar a la gestión más que a la administración, puesto que este último término tiene un carácter estático que se aboca simplemente a la ejecución de procedimientos preestablecidos, pero no agrega valor al dinamismo que se requiere, para generar los cambios que se necesitan, donde se debe “hacer conversar” a los departamentos que componen la estructura municipal, para desburocratizar la toma de decisiones.

Ciertamente los modelos de gestión que se requieren para enfrentar fenómenos tan complejos como hoy en día es la Pandemia provocada por el Covid19, deben tener presente que la sociedad cada vez está más informada, más dinámica y mucho más exigente, por lo tanto, en esta aproximación se incorporan elementos que se encuentran en un ambiente complejo de una municipalidad. La normativa vigente representa un eje fundamental para cimentar todas las demás relaciones, con estándares de calidad que representan la modernización institucional que requiere de urgentes cambios.


A continuación, se presenta un esquema del Modelo de Gestión Municipal que propongo, para el establecimiento de relaciones más dinámicas, donde se encuentran presentes cada uno de los elementos que deben interrelacionarse, reconociendo a la entidad edilicia como una de las organizaciones más complejas que existen en la administración del Estado.
Fig.: Modelo de Gestión Municipal 
Fuente: Elaboración propia

Para implementar este Modelo de Gestión Municipal se requiere antes que todo, realizar un diagnóstico de cada uno de los procesos que forman parte de la administración municipal, con el fin de conocer el estado actual de sus metas y resultados. Esta revisión, requiere actualizar cada una de las funciones y cargos que dependen de esta institución edilicia, para lo cual es necesario incorporar la participación interna con las asociaciones de funcionarios, quienes son los que mejor conocen su trabajo, pero también invitándolos a generar instancias de mejora continua, para avanzar hacia un servicio más cercano, ágil y de calidad que requiere la ciudadanía.

En cuanto a la representación del modelo propiamente tal, es importante entender que existe una intención simbólica que muestra a cada uno de los departamentos, autoridades, normativas internas, procesos, etc., con el fin de identificar las relaciones de carácter estratégicas y de implementación, para contener respuesta a los desafíos en términos del valor público, objetivos, oferta de servicios, las necesarias de alianzas público-privadas, soportes, etc. En suma, este modelo es el qué, para quién, quién y cómo se desarrolla la función pública, en el entendido de que no se trata solamente de definir una política pública local dedicada solamente a la asignación de recursos y la aplicación de la normativa, sino que también se debe asegurar la ejecución, el impacto de su implementación, su posterior evaluación y retroalimentación.

En el centro el Alcalde y su Concejo Municipal como entes legítimos articuladores de toda la entidad edilicia, donde existen formas triangulares que representan tres valores que conectan la estrategia con cada uno de los elementos que acompañan a la gestión municipal como son liderazgo, acción y compromiso. El color blanco contiene flechas que representan el dinamismo que debe tener la estructura municipal, interactuando con cada uno de las instituciones, asesores y normativas que lleva una administración municipal, por su parte el entorno se muestra con color celeste.

Para implementar este tipo de modelos, se requiere ciertamente de compromiso de las autoridades, para innovar y contemplar la estrategia municipal como el eje conductor de cada una de las iniciativas que se deriven de su gestión. En esto también se debe considerar que muchas de las municipalidades se encuentran desconectadas de las realidades locales, abocándose solamente a ejecutar lo que ya está instalado, cayendo en lo que es conocido como el clientelismo y se relaciona con una práctica reactiva y no proactiva. Por lo anterior, es tan importante considerar que este Modelo de Gestión Municipal cada acción que se propone debe responder a una estrategia más amplia, pero sirve como ente articulador, que puede utilizarse para quienes quieren generar los cambios necesarios y urgentes que requiere la gestión municipal de hoy.