Estudio revela que se podrían ahorrar 8.330 días cama por hospitalizaciones evitables

Investigación liderada por académicos de la U. San Sebastián analizó los egresos hospitalarios realizados entre 2014-2019 y señala que 1.642 de las hospitalizaciones que se realizaron en recintos dependientes del Servicio de Salud del Reloncaví, pudieron haber sido resueltas en la Atención Primaria.

Los ingresos hospitalarios evitables son un problema para los sistemas de salud, consumen recursos, generan morbilidades adicionales y alta mortalidad en patologías que se dejaron de atender por el uso de equipamiento y recurso humano especializado en una atención que no requería ese tipo de complejidad.

Determinar cuáles de las hospitalizaciones pueden ser consideradas como evitables, cuáles son los factores que influyen y cuál es el impacto sanitario y económico fueron los objetivos centrales de un estudio que desarrolló un grupo de investigadores de la Universidad San Sebastián en los establecimientos de salud dependientes del Servicio de Salud del Reloncaví, en la región de Los Lagos.

La investigación entrega información valiosa dado que mide la capacidad resolutiva de la Atención Primaria de Salud (APS) de acuerdo con estándares internacionales, además de medir la capacidad de satisfacer la demanda de atención de acuerdo con el nivel de complejidad de la red de servicios.

Se espera que las hospitalizaciones potencialmente evitables (HE) no utilicen recursos hospitalarios cuya característica es ser más caros, escasos y complejos para la resolución de problemas de salud definidos como susceptibles de ser atendidos en la atención primaria.

El estudio “Hospitalizaciones evitables por condiciones sensibles a atención primaria de salud: Estudio longitudinal sobre la influencia de los determinantes sociales de la salud y sus costos para el servicio de Salud del Reloncaví, Chile”, analizó las atenciones realizadas entre 2014-2019.


La investigación -liderada por la académica de la Escuela de Enfermería USS, María Soledad Kappes y el investigador del Instituto de Políticas Públicas en Salud, Raúl Aguilar-, plantea que, dentro de las hospitalizaciones evitables, existe un importante grupo de ellas que son susceptibles a ser atendidas y resueltas, en la mayoría de los casos, en la atención primaria.

Las hospitalizaciones evitables por atención primaria totalizaron 1.642, lo que se estima pudo haber implicado un costo para la red asistencial de $3.336 millones, cifra equivalente al 20% del presupuesto de todo el servicio de salud en un año.

Otros de los resultados que arrojó el estudio son los siguientes:

  • Se ocuparon 8.330 días cama, lo que disminuyó la oferta para aquellos pacientes que sí requieren una atención de mayor complejidad y que se encuentran a la espera por atención.
  • De los 1.642 Hospitalizaciones Evitables en el periodo analizado, el 93% ingresó por vía emergencias/urgencias, lo que aumentó su costo en un 42% en promedio.
  • La principal causa de hospitalizaciones evitables susceptibles a ser atendidas en atención primaria -durante el periodo de análisis- fueron los diagnósticos agrupados en “Infecciones renales y de vías urinarias”, con 295 casos.
  • La segunda causa de atención primaria fue “úlceras gastrointestinales” con 206 casos y “infecciones de la piel y tejido subcutáneo” con 178 egresos, durante el periodo de análisis.

Según los investigadores,
“Existe amplio espacio de mejora para la gestión de APS en coordinación con los otros niveles de atención para los casos catalogados como evitables, ya que la articulación de la red es fundamental a la hora de intentar disminuir en forma eficiencia el impacto económico que significa para los servicios de salud resolver estas patologías en la red hospitalaria. Lo anterior, además, tiene repercusión no sólo en tiempo de espera por atención quirúrgica que, si requiere hospitalización, sino en uso inadecuado de recursos que son escasos”.

Según el investigador del proyecto, Raúl Aguilar, los resultados muestran,
“Algunos de los efectos que tiene la desintegración, tanto financiera como administrativa, de los diferentes niveles de atención en la red asistencial. Esta descoordinación en los incentivos que tienen los diferentes niveles de atención provoca no sólo una ineficiente asignación de recursos dentro de la red, sino que también puede tener efectos sobre las listas de espera, consumo innecesario de recursos hospitalarios y una fuerte restricción de la oferta de servicios de alta complejidad, además de un aumento en el costo por sobreuso de licencias médicas”.

En otras palabras, significa que,
“Un grupo de usuarios están hospitalizados por condiciones que son evitables por la APS, esto tiene un impacto en términos de económicos al aumentar el consumo de recursos hospitalarios al ser gastos evitables, en el tiempo de espera de los pacientes que requieren ser hospitalizados por condiciones no evitables, en el uso de licencias médicas. Por lo tanto, hay una disminución del bienestar de la población producto de este fenómeno”, dijo el académico.

 

Radiografía país

Aguilar adelantó que, sobre la base de estos resultados,
“Es importante proyectar el impacto de estas hospitalizaciones evitables en el resto del país, además de cuáles son los factores que están más relacionados al aumento de las hospitalizaciones evitables, entregando información importante para la gestión de la red asistencial”.

Para ello ya se trabaja en un proyecto que haga una radiografía país y que debería entregar sus primeras conclusiones el segundo semestre de este año.

Comunicado de Prensa / Fuente: Gabriel Márquez Vivero.