Responsabilidad individual, la clave en contra del Coronavirus

Luis Toledo Mora
Por Luis Toledo Mora, Seremi de Gobierno de la Región de Los Lagos.

Desde el comienzo de la pandemia en nuestro país, el mensaje siempre fue claro y concreto. El “Quédate en Casa” se transformó en la frase más reiterada por autoridades, personal de salud e incluso entre las familias más preocupadas y que entendieron esta simple solicitud, como una alternativa real y segura ante la arremetida del Coronavirus.

Desde hace más de un año estamos viviendo un contexto muy distinto al que siempre estuvimos acostumbrados, principalmente por las restricciones de movilidad que necesariamente han debido ser implementadas, para evitar una propagación mayor de este virus que llegó para cambiar al mundo por completo.

Esta breve pero potente frase, para un contexto de pandemia, ha traído consigo una serie de acciones que han buscado transformarla en una realidad global, apuntando a que la movilidad de personas en las calles sea la menor cantidad posible. Es así como las autoridades de Gobierno en conjunto con las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad, desplegaron un enorme contingente humano y técnico, para fiscalizar y así resguardar la salud de todos.

En paralelo, el personal de salud completó más de un año trabajando sin parar, literalmente combatiendo contra un enemigo invisible, cuidando a los ciudadanos que se han visto afectados gravemente por el Covid-19. Aun así, al 8 de abril de 2021 el número de fallecidos por Coronavirus en la Región de Los Lagos, asciende a 835 personas. Entre las víctimas de esta pandemia en nuestro territorio se encuentran dos mártires de la salud, se trata de Viviana y de Walter, dos profesionales del Hospital de Puerto Montt que pese a los esfuerzos no pudieron sobrevivir a la pandemia.

Sabemos de los costos económicos y efectos emocionales que significa el confinamiento, es por ello que el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, luego de un acuerdo establecido el 14 de junio del 2019, anunció un Fondo Covid original de U$12 mil millones, el que hace pocas semanas fue incrementado en U$6 mil millones. Estamos muy conscientes de la magnitud de la crisis y de los efectos que ésta ha tenido en la calidad de vida de las familias chilenas, por ello esta importante inyección de recursos apunta principalmente a apoyar a los hogares tanto de sectores vulnerables como de la clase media que han sufrido la pandemia mediante una robusta, fortalecida y simplificada red de protección social.

El trabajo del Gobierno, el despliegue de las Fuerzas Armadas, Orden y Seguridad, y por sobre todo el importante esfuerzo del personal de salud a lo largo del territorio nacional, ha sido gigantesco. Miles de profesionales, técnicos y trabajadores de la salud han atendido a los enfermos, desarrollado un amplio proceso de vacunación y dado vida a la estrategia de testeo, trazabilidad y aislamiento.

Pero el superar esta pandemia no sólo es responsabilidad del Estado. También se requiere el compromiso de la ciudadanía, de todos los habitantes de nuestra tierra. Cada uno de nosotros es el primer responsable de mantener las adecuadas medidas de prevención para frenar el avance del Coronavirus, lo que también involucra el respetar las medidas de restricción de movilidad que sólo apuntan a proteger la salud y la vida de los chilenos.

El evitar la movilidad de nuestro hogar, a menos que sea estrictamente necesario, apunta evitar la posibilidad de un contagio, a proteger a nuestros seres queridos, a quienes son parte de nuestra familia. Sólo de esta manera podremos mejorar las cifras, avanzar en el Plan Paso a Paso y retomar cierta normalidad, pero para ello es fundamental no sólo comprender y respetar el mensaje “Quédate en Casa”.





Comunicado de Prensa / Fuente: Jorge Gustavo Rubio González