Trabajo, un desafío para San Juan de la Costa

Por Prosperina Queupuan Cheuquian, Candidata a alcaldesa de San Juan de la Costa.

Mi reconocimiento a las trabajadoras y trabajadores de San Juan de la Costa y de todo Chile. Somos la fuerza de esta sociedad y quienes hacemos crecer nuestros territorios, por eso exigimos justicial social.

Tal como a nivel global, para nuestra comuna el Día Internacional del Trabajo se conmemoró con el enorme desafío de superar la pandemia del Corona virus. No es novedad que la actividad económica se ha resentido a niveles que aún no conocemos y solo tendremos certeza cuando termine y la realidad caiga sobre nosotros… ojalá no sea tan dura como muchos anuncian.

Por ello es que quienes asumamos cargos de representación popular después del 15 y 16 de mayo tendremos la enorme responsabilidad de reactivar nuestras comunas y territorios, proponiendo y ejecutando medidas que protejan la productividad y levanten la economía costeña.

Esa será nuestra misión más profunda, cuando sea alcadesa, sólo así podemos proteger el trabajo en el territorio.

Y ello porque en San Juan de la Costa, tal como en otras zonas con alta población rural, el trabajo presenta una realidad particular, distinta en su naturaleza a la urbanidad. En general, la relación laboral formal es escasa y la jerarquización existe poco, por lo que también está expuesta y es víctima de abusos.

Sin embargo, el "trabajo" en San Juan de la Costa se sustenta en actividades independientes, donde el costeño es su propio jefe o depende de las condiciones climáticas o geográficas. Hablamos de la agricultura, ganadería, artesanía, actividad maderera o derivados ( leña, carbón, etcétera) la pesca, la recolección de orilla, el turismo, la gastronomía y los negocios locales, ejercidos por pequeños emprendedores y sus familias.

La biodiversidad es la que finalmente pone las reglas para nosotros en materia laboral: nos indica con certeza cuándo realizar nuestras actividades productivas, cómo, por qué y dónde hacerlo.

Se suman otras variables como una mayoría poblacional de las mujeres, una alta tasa de adultos mayores y, lamentablemente, la migración campo ciudad de nuestros jóvenes.

10 de nuestras ideas

  1. Fondos de reactivación económica tras el Covid, que permita financiar iniciativas productivas individuales, comunitarias o cooperativas, de nuestra gente y les permita mirar futuro con otros horizontes.
  2. Aumentar el apoyo en subsidios y apoyos municipales a la actividad productiva de San Juan. Por ejemplo, fondos de emergencias para enfrentar la sequía y sus efectos en la actividad agroganadera.
  3. Continuaremos con los concursos de adquisición de maquinaria para la economía familiar campesina. Incluiremos nuevas máquinas necesarias y que no están actualmente dentro de la ayuda municipal.
  4. Buscaremos aumentar los puntos de comercialización, gestionando puntos de venta en ferias y actividades afines en la provincia, la región, el país y por qué no, en el extranjero.
  5. Conseguiremos, gestionaremos e Implementaremos nuestra propia feria en la capital provincial, buscaremos arrendar un espacio para nuestra gente.
  6. Desarrollaremos programas de autoformación, capacitación y pasantía, que den valor agregado a nuestra producción y nos permita innovar.
  7. Apostaremos por la llegada de nuevos rubros económicos que puedan desarrollarse en nuestra comuna, como la apicultura. También será importante la formación y capacitación en es ata innovación. 
  8.  Apoyaremos la gestión comunicacional y publicitaria de la producción local, con tal de aumentar su venta y buscar nuevos nichos de mercado.
  9. Apoyo jurídico y educativo para nuestra gente, que les permita enfrentar situaciones de abuso en el trabajo con conocimiento de la legislación laboral del país.
  10. Fortalecer la Oficina Municipal de Intermediación laboral (OMIL), buscando nuevas alianzas con el sector privado, con tal de aumentar las plazas de empleo existentes.