Columna: Potenciemos proyectos de agua potable

Alejandro Santana Tirachini
Por Alejandro Santana Tirachini, ingeniero comercial, contador auditor. Diputado RN.

Hace algunos días nos reunimos junto al Gobernador de Chiloé Pedro Andrade para revisar detalladamente cuál ha sido la inversión en materia de Agua Potable Rural para la Provincia durante los últimos años, porque creemos que es una problemática importante, que requiere de lineamientos firmes y constantes.

Según un reciente informe elaborado por la Dirección de Obras Hidráulicas del Ministerio de Obras Públicas, la inversión destinada por la cartera a proyectos de Agua Potable Rural para Chiloé durante este año asciende a 7 mil 497 millones de pesos, lo que considero, una cifra insuficiente para la realidad local.

Hoy estamos atravesando una crisis hídrica a nivel mundial y que contra todo pronóstico está golpeando duramente a nuestra provincia, pero también a toda nuestra Región de Los Lagos, pese a que vivimos en una zona en que llueve mucho y prácticamente durante todo el año.

Los recursos hídricos para enfrentar esta emergencia, los tenemos, por supuesto, pero debemos trabajarlos a través de una inyección presupuestaria potente desde el Gobierno, que nos permita ser capaces de generar condiciones atractivas de inversión y lograr una ejecución eficiente desde el territorio para combatir este fenómeno a tiempo y no llegar tarde, cuando la situación se agudice.

Un importante y creciente número de familias de diferentes sectores de Chiloé y de toda nuestra región no cuentan con acceso a agua potable para su consumo diario, porque el ritmo de aumento de la densidad poblacional avanza a pasos agigantados y la capacidad actual de entrega del suministro es limitada.

El momento de resolver esta problemática es ahora, con una mirada de presente y futuro. Creo que, atendiendo a una creciente necesidad, tenemos la oportunidad histórica de convertir a la Región de Los Lagos, en pioneros a nivel mundial en proyectos hídricos para comunidades rurales y urbanas.

Existen mecanismos para lograrlo, pero que requieren, sobre todo, de voluntad política. El desafío es ese: ser capaces de incentivar y atraer inversiones en proyectos de plantas desalinizadoras y Agua Potable Rural; 2 opciones eficientes para resolver la falta de acceso a infraestructura hídrica que estamos enfrentando. No hagamos vista gorda y avancemos con soluciones concretas y esperanzadoras.




Fuente: sebastiancaceresj@gmail.com
Clínica Alemana Osorno