Inteligencia artificial y elecciones - ¿Cuán manipulables son los votantes?

Inteligencia artificial y elecciones
Las encuestas y los pronósticos electorales se calculan, cada vez con mayor frecuencia, usando la inteligencia artificial. ¿Son tan fiables estos métodos como los convencionales? ¿Pueden los pronósticos incorrectos influir en la intención de voto? ¿Están seguros nuestros datos?

La empresa canadiense Advanced Symbolics (ASI) es líder en los nuevos métodos de analizar la opinión pública y predecir el comportamiento y las preferencias de los votantes, utilizando la inteligencia artificial y los datos en las redes sociales. Cuando usamos Internet, revelamos una gran cantidad de información privada, a menudo sin leer o comprender las condiciones de uso. Estos datos pueden ser evaluados por la Inteligencia Artificial Polly para predecir exactamente, entre otras cosas, cómo votará cada uno de nosotros. En 2016, Polly predijo tanto el Brexit como la victoria electoral de Donald Trump.

Pero las posibilidades aparentemente infinitas de la nueva tecnología plantean dudas sobre su precisión, las amenazas a la privacidad de los ciudadanos y la democracia misma.

El ejemplo de las elecciones generales canadienses en 2019 ilustra los retos para la IA. La inteligencia artificial proporciona una imagen detallada de la intención de voto de la población. Pero eventos imprevistos pueden afectar considerablemente y sesgar los resultados.

Y también está el dilema ético: ¿El conocimiento de nuestras esperanzas y miedos les dará a los políticos la información que necesitan para ocuparse de nuestras necesidades y construir una sociedad "utópica", como afirma la directora ejecutiva de ASI, Erin Kelly; o se aprovecharán estos datos para engañarnos - ya sean nuestros propios Gobiernos o los de nuestros enemigos?

Y además, ¿es conveniente que la política reaccione a todos los deseos expresados en las redes sociales?

Fuente: http://www.dw.com/zonadocu