Nuevo sistema de financiamiento municipal

Diego Gerter, Convergencia Social:

“Debemos romper la rueda y crear un nuevo sistema de financiamiento municipal basado en el principio de igualdad territorial"

La construcción de un país que dé verdaderas oportunidades a todas y todos debe partir de un concepto que es clave para el desarrollo de las comunidades, el de Igualdad Territorial. Esto significa que las oportunidades y prestaciones sociales que recibe una persona no debieran estar determinadas por el lugar en el que le tocó nacer.

No es igual vivir en una comuna del barrio alto de Santiago que en casi cualquier otra comuna del país, eso ya lo sabemos. Pero entre las regiones también vemos grados de inequidad muy grandes e incluso dentro de nuestra misma región. Hoy en día, dada la estructura del Estado en Chile, la mayor cantidad de la inversión nacional viene desde los ministerios, es decir desde el gobierno central, dejando muy pocos recursos y por tanto, poder de decisión en la inversión, a los gobiernos regionales y locales.

Hoy resultaría impensable, en las actuales condiciones, exigirle a la mayoría de los municipios del país mucho más de lo que pueden hacer con los recursos que disponen. Lamentablemente, el bajo presupuesto con que cuentan, no ha aumentado en los niveles que se esperaría, con el aporte del Fondo Común Municipal. Aún es insuficiente y por lo tanto, solo continuamos reproduciendo las inequidades existentes.

Si vemos los presupuestos ejecutados con recursos propios por comuna de nuestra región y los dividimos por la cantidad de habitantes, podemos analizar la inversión per cápita. Allí hay una muestra evidente de la inequidad de oportunidades y protección social que sufre la mayor parte de los habitantes de nuestro territorio.

Si en Puerto Montt, la capital regional, la inversión per cápita alcanza los $106.448 anuales, las comunas de San Juan de la Costa y Maullín son las que muestran una menor inversión anual per cápita con $35.000 cada una. Esto es una tercera parte de la inversión que puede ejecutar la capital regional. Esto es aun más grave si una de las dos comunas presenta además el índice más alto de pobreza en la región, San Juan de la Costa, con un 32% versus el 11% de Puerto Montt. Hay una evidente inequidad intrarregional.

Por otro lado, las comunas de Puerto Varas y Chaitén presentan el mayor gasto ejecutado per cápita para el año 2019 con $163.485 y $214.236 respectivamente. Tampoco estamos hablando de cifras sideralmente altas. De hecho sólo se acerca a la cifra que puede ser considerada aceptable.

En el marco de la precandidatura presidencial de Gabriel Boric, como Frente Amplio proponemos subsanar gran parte de esta desigualdad territorial reformando el Fondo Común Municipal con una inversión extra de $1.000 millones de dólares, esto es un 1.000% de aumento en el aporte fiscal. Con ello, aseguraremos un piso mínimo de $200.000 per cápita para cada habitante de nuestro país, sin importar la comuna en que resida.

Junto a ello, proponemos distribuir el 60% de los nuevos recursos atendiendo a las complejidades de cada territorio como parte de una reforma más amplia del sistema de financiamiento municipal, que a todas luces es insuficiente. Esto beneficiaría a un total de 9 millones de personas en 69 comunas.

Así como hemos vivido un profundo cambio cultural en los últimos años en el que se ha vuelto inaceptable la desigualdad, no debemos aceptar un modelo de administración del Estado en el que los Municipios sean los más perjudicados y por ende, que los habitantes de las comunas más pobres estén destinadas a reproducir dicha desigualdad. Debemos romper la rueda y crear un nuevo sistema de financiamiento basado en el principio de igualdad territorial.

Fuente: convergenciasocial.d25@gmail.com