Reinserción Social: A 14 años de la Ley Penal Adolescente

Lilian Peña Castillo
Por Lilian Peña Castillo, Directora Regional Sename.

El 8 de junio de 2007, entró en vigencia la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente, esto puso fin a una normativa que declaraba inimputables a adolescentes entre 14 y 16 años que cometían un delito, y los derivaba al área de protección de Sename, mientras que jóvenes de 16 a 18 años eran sometidos a un examen de discernimiento y, en caso de establecerse conciencia del delito, iban a cárceles de adultos, sin muchas oportunidades de reinserción social.

Hoy, 14 años después, el foco está centrado en la reinserción social efectiva de aquellos adolescentes que, por diversos motivos, pobreza multidimensional o graves vulneraciones de derecho, llegan a cometer delitos, que en ocasiones terminan en condenas de hasta 10 años en Centros de Régimen Cerrado (CRC) del Sename.

No obstante, muchas de las condenas que enfrentan se encuentran fuera de estos CRC. La Ley también establece sanciones no privativas de libertad, como Programas de Libertad Asistida y Libertad Asistida Especial; el Programa de Servicio a la Comunidad; el de Reparación a la Víctima y hasta Multas o Amonestaciones. Además de Medidas Accesorias a la sanción, como el tratamiento de adicciones o la prohibición de conducir hasta los 20 años de edad.

Al contrario de lo que se piensa, la participación de menores de edad en delitos de alta connotación, ha venido disminuyendo con los años. Según las cifras del Centro de Estudio y Análisis Estadístico (CEAD), de la Subsecretaría de Prevención del Delito, si en el año 2017, en la Región, hubo 7 mil 834 detenciones por delitos de alta connotación, 856 correspondieron a menores de edad. En 2019, pre pandemia, esta cifra bajó a 610 casos, de siete mil 405 detenciones, una caída de 28,7%.

A pesar de esto, como Estado tenemos desafíos, por lo mismo se encuentra en tramitación el proyecto de ley que crea el Servicio de Reinserción Social Juvenil, que permitirá mayor especialización en los procesos para la reinserción social efectiva. Además, en esta región, la construcción del nuevo Centro Cerrado de Sename, en Puerto Montt, generará un espacio acorde a los nuevos estándares que requieren los adolescentes que han infringido la Ley, para enmendar sus vidas y sumarse como aporte a la sociedad y en definitiva a sus propias vidas.




Fuente: victor.toledo@sename.cl