Retomar el sentido del autocuidado y responsabilidad personal

Retomar el sentido del autocuidado y responsabilidad personal
Hola amigos. Soy Carlos Oyarzún, osornino con derecho a voto, y este es un nuevo podcast en PaisLobo.


Llegó el momento de retomar nuestras libertades. En momentos en que se discute la prórroga del Estado de Excepción Constitucional que ya fue aprobado en el Congreso, y que ha permitido al Gobierno decretar cuarentenas, cordones sanitarios, cierre de escuelas y toque de queda hace ya más de un año, cuando se decretó por primera vez en marzo del año pasado, creo que sería sano revisar y discutir si será conveniente seguir aplicando las mismas medidas, de la misma forma y con el mismo nivel de restricción.

Me parece que existen elementos que son claves para tener en consideración:
  • En primer lugar, el marco de la discusión en torno a qué medidas se deben tomar, cuáles son las más efectivas desde el punto de vista sanitario y equilibran mejor la libertad de las personas con la realidad sanitaria. Nadie está proponiendo negar la existencia del virus o negar el estrés al que está sometido el sistema de salud desde hace ya más de un año. Me parece importante decirlo, porque se puede caer en el error de limitar la discusión entre quienes quieren proteger a la población y quienes no, y eso evidentemente no ayuda al debate. No estamos en un debate de buenos y malos, sino que por el contrario, de entender que este es un desafío que le corresponde a la sociedad en su conjunto.
  • Por otro lado, y quiero decirlo, me llama poderosamente la atención cómo se fue perdiendo el foco en el autocuidado y responsabilidad de las personas. Recuerdo el año pasado haber visto al Ministro Mañalich haciendo esfuerzos comunicacionales, con éxito o sin éxito (eso es otra discusión), por enseñar sobre la importancia del lavado de manos, del uso correcto de la mascarilla o la necesidad de respetar la distancia social, y de insistir en que con esas medidas la probabilidad de contagiarse se reducía a una mínima parte.
De un momento a otro, da la impresión que la autoridad ha perdido el foco en eso, privilegiando las cuarentenas, toques de queda, cordones sanitarios, etc, pero medidas que restringen la libertad desde el nivel central. Me parece necesario entender (y exigir también), que la pandemia no la derrota el Gobierno, sino que es un esfuerzo de la sociedad, sin embargo, cuando se descarta el esfuerzo que debe hacer la sociedad (a través de las medidas de autocuidado), en cierto sentido, se le niega también la posibilidad a las personas de aportar en la solución.
 
Lamentablemente el coronavirus nos va acompañar con un buen tiempo más, y es de justicia reconocer el esfuerzo que han hecho las autoridades, los equipos médicos, y cuántos otros héroes anónimos que han aportado en esta batalla.
 
En este sentido, y por esas mismas razones, me parece urgente que se vaya cambiando paulatinamente el foco de las medidas sanitarias en el sentido de aludir a la responsabilidad de las personas en vez de seguir insistiendo en la restricción total de la libertad, que además del desgaste que ha producido en las personas, se encuentra tan cuestionado desde el propio punto de vista sanitario.

Fuente: coyarzunconcha@gmail.com