Canto con sentido y razón: Fusión Andina recibió Premio Víctor Jara 2021

Fusión Andina
El grupo osornino, con más de 27 años de trayectoria, recibió el máximo galardón artístico regional que entregan la Universidad de Los Lagos y la Fundación Víctor Jara, en memoria del fallecido cantautor.

Una ceremonia cargada de emotividad y de recuerdo de quienes partieron, dejó la entrega del Premio Regional de Artes y Cultura Víctor Jara, que se llevó a cabo durante la jornada del martes 24 de agosto en el Campus Osorno de la Universidad de Los Lagos.

Con 27 años de trayectoria como agrupación, pero con más de treinta años de trabajo musical y social Fusión Andina se alzó con el Premio que nació para rendir homenaje a la vida y obra del cantautor asesinado por la dictadura Víctor Jara.

Clínica Alemana Osorno

Fue además el primer evento semipresencial organizado por la Universidad de Los Lagos desde iniciada la pandemia del coronavirus, razón por la cual la emotividad estuvo en todo momento a flor de piel.

Fue Cristian Galaz, director ejecutivo de la Fundación Víctor Jara quien entregó un primer mensaje a la Universidad, que este mes celebra su 28° Aniversario, y por supuesto a Fusión Andina. “Desde la Fundación Víctor Jara estamos contentos, hemos visto crecer este mensaje que lleva el Premio Víctor Jara, un mensaje de belleza, amor y solidaridad, que cada año se multiplica y llega a más comunidades y espacios. Eso es gracias al compromiso de la Universidad de Los Lagos con la memoria de Víctor Jara, que lo vincula a este vasto territorio material y cultural de la Universidad de Los Lagos”.

Asimismo desde la Fundación Víctor Jara, Cristian Galaz tuvo palabras de felicitaciones para los ganadores del galardón. “Fusión Andina encarna todas las cualidades que quisimos destacar y premiar al diseñar las bases actuales. Calidad de la obra artística, trayectoria sostenida y compromiso total con la comunidad en que están insertos. Felicitamos a Fusión Andina por esta distinción, pero sobre todo por el trabajo realizado durante tantos años, y desear que este premio sea un necesario reconocimiento a su trabajo, pero también un renovado impulso para continuar trabajando”.

Fusión Andina comienza su camino musical y social en los años 80, mostrando desde muy temprano un sello que los caracteriza.Sus orígenes pueden situarse en el compromiso de un grupo de jóvenes desde antes del año 1980, trabajando en actividades de carácter social en sectores poblacionales carenciados, donde destaca la Población Eleuterio Ramírez de Osorno. En 1989 se crea el Centro Cultural André Jarlán, y asume como presidente Erwin Nettig, desde donde se proponen como objetivo dar respuestas a las múltiples necesidades juveniles de la Población Eleuterio Ramírez, atendiendo fundamentalmente aspectos vinculados a la formulación y desarrollo de proyectos socio culturales.
Fusión Andina
En 1994, a raíz de la integración del “André Jarlán” con un grupo de ballet folclórico Jácha Kunturi, nace Fusión Andina, continuando la mayoría de sus miembros y del grupo responsable de la coordinación y gestión. De ahí en adelante su sello musical inconfundible ha marcado a generaciones tanto en Osorno como la región, en un esfuerzo permanente por la creación musical, y el rescate y difusión de la cultura musical latinoamericana. Fusión Andina, es una agrupación que le canta a lo social y recoge las más puras tradiciones rítmicas del continente americano, incorporando su propuesta de fusionar ritmos y sonidos con los acordes e instrumentos de esta nueva época.

Tras observar a sus actuales integrantes contar parte de su historia a través de un pieza documental, vino el esperado momento de la premiación, simbolizado en la entrega de la estatuilla del Premio Víctor Jara, especialmente diseñada y creada para este fin y que cada año se entrega a su ganador, junto a un estímulo económico de manos del Rector de la Universidad de Los Lagos, Óscar Garrido, y de la Directora de la Academia de Arte y Cultura, Glayds Moreno.

Roberto Díaz Nettig, director artístico de la agrupación musical, tuvo palabras de agradecimiento a la Universidad, a la Fundación Víctor Jara, amigos y familiares, pero sobre todo, a los integrantes fundadores del grupo y a todos quienes han tocado en éste a lo largo de su historia, algunos de los cuales ya partieron de esta vida, pero a quienes recuerdan día tras día en su quehacer musical y social.

Este premio es de todos. De los que estamos, de los que han pasado, de los que se fueron. Sentimos tantas emociones, que ni siquiera se imaginan lo que para nosotros significa este premio. Estamos completamente contentos y agradecidos de este reconocimiento que es algo que en principio no esperábamos”, dijo Roberto Díaz, para luego leer una carta de agradecimiento de Erwin Nettig, fundador del grupo.

Finalmente el Rector de la casa de estudios, Óscar Garrido señaló que Fusión Andina cumple todos los requisitos con su trayectoria y representa fielmente los principios y valores que ostenta la obra de Víctor Jara. “Estamos contentos porque como Universidad estatal nos propusimos reconocer a los artistas regionales. Esta es ya la cuarta versión, con representantes de Chiloé, San Juan de la Costa y Puerto Montt. Creo que esta es la forma de trabajar, reconociendo que las artes, las culturas y el patrimonio son valores que las instituciones y la región tienen que sostener”.

Para despedirse el grupo ofreció a los cerca de 40 invitados asistentes, la interpretación de un compilado de temas de Víctor Jara, que dieron el broche a una ceremonia cargada de emoción, recuerdo a los que ya no están y reconocimiento al trabajo creativo y labor social de uno de los grupos más queridos por la comunidad osornina.

Yo no canto por cantar,
ni por tener buena voz.
Canto porque la guitarra,
Tiene sentido y razón

(Manifiesto, editado de manera póstuma en Inglaterra el año 1974)

Fuente: Diego Gerter Rojas.