Día de la Educación Técnico Profesional

Francisco Santelices Byrt
Por Francisco Santelices Byrt, Mentor de formación Enseña Chile Patagonia.

Por mucho tiempo, la educación técnico profesional (TP) se ha visto como el medio para adquirir habilidades que permitan desenvolverse directamente en el mundo laboral, ejerciendo muchas veces tareas básicas. Pero en la actualidad, dos de cada tres estudiantes que egresan de un establecimiento TP siguen estudios superiores. Es evidente para ellas y ellos, la necesidad de contar con mayores competencias técnicas que permitan no solo alcanzar mejores puestos laborales, sino también contribuir al desarrollo económico del país a través de trabajos más calificados.

En la actualidad el 39% de la matrícula de estudiantes de 3° y 4° medio del país estudia en un establecimiento técnico profesional y en promedio concentran un 83% de los y las estudiantes que provienen de contextos con mayor índice de vulnerabilidad. Por eso, hoy más que nunca debemos buscar entregar educación técnica profesional de calidad, acorde a las aspiraciones de jóvenes y necesidades de sectores productivos.

Clínica Alemana Osorno

Ante esta realidad, la educación TP no solo debe capacitar y entregar herramientas a los y las estudiantes para desenvolverse en el mundo laboral, sino también apoyar su preparación para continuar estudios o seguir capacitándose. La educación media TP no debe ser el fin de la educación, sino abrir puertas y oportunidades para especializarse y desarrollar el potencial que cada uno tiene.