Los "otros" rezagados de la vacuna

Influenza
Mientras Chile continúa con el proceso de vacunación contra el coronavirus, la inoculación contra la influenza no debe dejarse de lado, ya que es la segunda enfermedad que más colapso genera en el sistema de salud público.

La campaña contra la influenza de este año se desarrolló entre abril y junio, y aunque el público objetivo para recibir esta vacuna era de 8 millones y medio de personas en todo el país (según proyecciones del propio Ministerio de Salud) lo cierto es que a la fecha se han vacunado cerca de seis millones de personas.

Una cifra que preocupa, principalmente ya que esta enfermedad implica un peak de atenciones médicas alcanzando entre 5 mil y 6 mil 500 hospitalizaciones anualmente a nivel nacional. Este año, la enfermedad está circulando en paralelo al Covid-19, lo que eleva la importancia de vacunarse a tiempo para reducir los contagios y el riesgo de consecuencias graves.

Clínica Alemana Osorno

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, las epidemias y brotes de influenza pueden llegar a generar hasta mil millones de casos, medio millón de fallecimientos y altas tasas de absentismo laboral y escolar durante el invierno.

La mejor forma para prevenir la influenza es vacunarse todos los años, ya que resulta una herramienta clave para protegerse a uno mismo y también a quienes nos rodean. Esta medida reduce el riesgo de hospitalización en un 50% en niños menores de 5 años y en personas mayores, preservando los recursos de atención médica para atender a otros pacientes.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU (CDC), todas las personas de 6 meses de edad o más deberían vacunarse contra la gripe cada temporada. La vacunación es especialmente importante para las personas que corren alto riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza.

La influenza es la segunda enfermedad que mayor colapso genera en el sistema de salud público. Es por esto que combatir esta enfermedad es tan importante, ya que actualmente hay una alta demanda sobre los equipos y centro asistenciales a lo largo de todo Chile, para atender a los pacientes afectados por la pandemia del Covid-19.

Vacunación antigripal y vacunación contra SARS-CoV2

Es probable que tanto los virus que causan la gripe como el virus que causa el COVID-19 se propaguen durante este otoño e invierno. Los sistemas de atención médica podrían verse sobrepasados si deben tratar pacientes tanto con gripe como con COVID-19. Esto significa que vacunarse contra la gripe en la temporada 2020-2021 es más importante que nunca.

Considerando que se está llevando a cabo la vacunación contra el SARS-CoV2, es importante tener en cuenta que el intervalo recomendado entre las vacunas contra COVID-19 y cualquier otra vacuna, incluyendo las vacunas antigripales, es de 14 días.

Fuente: Francisca Gajardo.