Senado retoma la discusión del proyecto que reforma el Sistema Notarial

Ministro Hernán Larraín
De no prosperar la iniciativa, el Ministro Larraín planteó que se debería crear un Sistema Nacional de Fe Pública, en la que los notarios sean funcionarios del Estado.

Tras la visita que el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, hiciera a la Comisión de Constitución del Senado, que retomó la tramitación del proyecto de Reforma al Sistema Notarial, después de 20 meses sin discusión. La iniciativa legal, redactada por el Gobierno, culminó su trámite en la Cámara de Diputados e ingresó al Senado el 8 de enero de 2020. Desde esa fecha, el Ejecutivo ha presentado 33 sumas urgencias y 10 discusiones inmediatas, pero nunca había sido puesto en tabla en la Comisión de Constitución, hasta ahora.

De este modo, el Ministro Larraín explicó en el Senado los beneficios para la ciudadanía que trae el proyecto, e instó a los senadores a aprobar la iniciativa legal a la brevedad posible, e incluso, abrirse a la posibilidad de discutir la existencia de un Sistema Nacional de Fe Pública, coordinado por el Registro Civil.

El Seremi de Justicia y DD.HH., Alex Meeder, dijo que 
“Queremos tener un sistema notarial que le facilite la vida a los ciudadanos, que permita realizar con facilidad los trámites, garantizando el acceso a la justicia y a los servicios públicos, y que sea pensado desde el lado de la gente, incorporando mayor tecnología”.
En la sesión, el Ministro Hernán Larraín explicó que 
“No se trata de una propuesta superficial y subjetiva, sino que estamos impulsando una iniciativa que busca garantizar la calidad y certeza jurídica y asegurarla como un servicio del Estado, y no como un negocio particular, del cual alguien tiene un monopolio”, explicó. Sobre los fedatarios privados y la creación de un Sistema Nacional de Fe Pública, el Ministro de Justicia y DD.HH. señaló que “la argumentación que hemos escuchado desde el gremio notarial es que ellos se oponen a los fedatarios privados, y solo aceptan a los fedatarios institucionales, que desempeñarán los municipios y el Registro Civil. Pues bien, yo no les entiendo la lógica, porque ellos plantean que los notarios sí pueden ser privados, pero los fedatarios no. Entonces, si ese es el argumento, yo me pregunto por qué mejor no dejamos a los notarios y a los fedatarios como funcionarios públicos, creando un Sistema Nacional de Fe Pública. Con ello tendríamos notarios institucionales y fedatarios institucionales, y terminaríamos con la ley del embudo que ellos quieren: la parte ancha para uno, y la parte angosta para los demás”.

Clínica Alemana Osorno

Ministro Hernán Larraín en el Senado

Las 5 claves del proyecto que reforma el sistema notarial

  1. Reduce las barreras de entrada y discrecionalidad, asegurando procesos basados en el mérito: Se creará un nuevo sistema de nombramiento de notarios, conservadores y archiveros, basado en concursos, donde las ternas solo pueden considerar a los 10 mejores puntajes.
  2. Perfecciona el sistema de fiscalización: Se crea un nuevo sistema de fiscalización, a cargo de los Fiscales Judiciales. Los notarios deberán tener sistemas de recepción de reclamos de los usuarios y estarán obligados a someterse a una auditoría externa anualmente.
  3. Aumenta la competencia: Se crean los Fedatarios externos y los Fedatarios institucionales. Los externos serán abogados que deberán someterse a los mismos procesos que los notarios, y los institucionales serán los secretarios municipales y oficiales de Registro Civil. Se acabarán los notarios, conservadores y archiveros vitalicios, pues cesarán en sus cargos a los 75 años de edad, o luego de cumplir 21 años en el cargo.
  4. Disminuye asimetrías de información, e incorpora estándares de transparencia y probidad: Los notarios, conservadores y archiveros deberán realizar una declaración de patrimonio e intereses, así como tendrán la obligación de contar con un sitio web que publique los trámites que realizan, los requisitos necesarios de cada uno, los precios, los balances anuales, los últimos tres informes de fiscalización, y un canal de consultas, reclamos y sugerencias. La información deberá actualizarse mensualmente.
  5. Digitalización de los sistemas: Se creará un nuevo Folio Real, para registrar la historia de las propiedades en Chile que permita acceder de manera fácil y expedita al historial jurídico de los inmuebles, facilitando el estudio de títulos y reduciendo los costos operacionales de los créditos hipotecarios. Se creará un Repositorio Digital que será una plataforma electrónica de carácter nacional, para acceder a escrituras públicas, inscripciones, instrumentos protocolizados. Y se creará un Archivo Digital de Poderes, en la que cualquier persona podrá consultar la vigencia de un poder.


Fuente: Evelyn Waleska Miller Navarro emiller@minjusticia.cl