5 tips para ayudar a un familiar que está perdiendo la audición

Personas mayores y pérdida de audición
Según la Encuesta Nacional de Salud (ENS) 2009-2010, la prevalencia de hipoacusia en Chile es de 32,7%, entendiendo hipoacusia o pérdida auditiva cuando existe una incapacidad total o parcial para escuchar sonidos en uno o ambos oídos. Ahora, cuando se trata de adultos mayores de 65 años este porcentaje asciende al 52,4% siendo de 58,5% en hombres y de 48% en mujeres.

La pérdida auditiva puede producir importantes alteraciones emocionales como depresión o sentimientos de frustración, además de disminuir las actividades sociales, porque la persona ya no puede compartir como antes. Las celebraciones o reuniones familiares empiezan a representar un desafío para las personas que están perdiendo su audición: les cuesta seguir las conversaciones cuando varias personas hablan al mismo tiempo, malinterpretan, responden cosas que no son o se sienten cansadas muy rápidamente, debido al esfuerzo que deben realizar para entender lo que se habla.

Clínica Alemana Osorno

¿Qué se debe hacer si notamos que un familiar está perdiendo la audición?

Luciano García, fonoaudiólogo de GAES Chile nos da algunos consejos:
  1. Está comprobado que el apoyo de la pareja y familia en general ayuda a disminuir la ansiedad que provoca este problema, por eso lo principal es ser lo más comprensivos que podamos.
  2. No hacer notar el problema en público. Buscar un momento tranquilo y en privado para comentarle que hemos notado que puede estar sufriendo este problema.
  3. Hacer que la misma persona detecte su dificultad para oír preguntándole, por ejemplo, si nota que su televisor o radio tienen el volumen demasiado alto, si suele malinterpretar lo que se dice o pedirle a la gente que le repita las cosas o si se ha dado cuenta de que tiene dificultades para tomar parte de conversaciones en grupo o en fiestas, entre otras situaciones.
  4. También es posible hacerle notar si ha empezado a tener problemas para entender lo que dicen las mujeres o los niños, ya que estas voces suelen ser más agudas y son justamente estos tonos los que se ven afectados en una pérdida de audición relacionada con la edad.
  5. Finalmente, propóngale de manera sutil, que se realice un chequeo auditivo, para verificar si tiene esta problemática, en qué nivel y qué puede hacer para ayudarse.
Fuente: Macarena Tarrason.
Clínica Alemana Osorno