Propuestas de Participación Ciudadana: La principal Fuerza Articuladora de la Sociedad

A 2 años del Estallido Social, estamos trabajando por una Sociedad Participativa Vinculante y Sostenible construida entre todas y todos.

Por Claudio Sule Fernández. Candidato a CORE 2021 AV 197 por la Provincia de Osorno.


El Estallido Social de Chile responde al abuso sistémico y sistemático que han sufrido sus habitantes desde 1973. Este abuso, institucionalizado a partir de la entrada en vigor de la Constitución de 1980 y la implementación forzosa de la doctrina Neoliberal, se manifiesta en lo económico, lo social, en la falta de garantía de los derechos humanos, en el desigual acceso a la justicia, en el patriarcado, inequidad y violencia de género, en el modelo de previsión social, de salud pública, en el saqueo de los recursos naturales, en las zonas de sacrificio ambiental, en la colusión y estafa de los grandes grupos económicos del sector privado, en el apoderamiento del mercado por parte de los mismos y en la corrupción de los dirigentes políticos, todo lo cual se lleva a cabo bajo el maridaje entre el poder económico y el poder político.

Ante todos estos abusos, bajo un modelo en que lo social y lo cultural quedó de lado, y en que lo único que importa es el crecimiento económico y el éxito de algunos individuos que conforman menos del 10 por ciento de la comunidad, cuyos privilegios descansan en el permanente sacrificio del resto, Chile Despertó.

Clínica Alemana Osorno

El abuso provoca entre otras cosas tres respuestas, 1 shock, bloqueo y no hacer nada por desesperanza, 2 reaccionar con rabia sin un foco definido y/o, 3 de manera resiliente, concentrarse en la reparación y sanación.

Por múltiples razones, las chilenas y los chilenos se mantuvieron por muchos años en lo primero, empezaron a despertar de a poco desde 2006 y ese proceso terminó con el Estallido Social de octubre de 2019, a partir del cual, una justificada rabia se está manifestando; pero junto a ella, emerge con fuerza la preocupación en torno a la construcción de propuestas reparadoras y sanadoras hacia un sistema más justo, solidario, redistributivo, con mayor cuidado de las personas y del medio ambiente.

Nuestro foco es generar condiciones, metodologías y acompañamiento para que, a partir del Estallido Social, de la toma de conciencia colectiva del abuso y el deseo de cambiar lo que lo ha permitido, podamos ocupar de manera pertinente y con contenidos legítimos los espacios que la Sociedad en su conjunto logró a través del Plebiscito del 25 de octubre de 2020 en que por una mayoría del 78 % manifestó el deseo de nuestro pueblo de elaborar una Nueva Constitución escrita por una Asamblea Constituyente, incorporando así la voz de las y los habitantes del territorio de Chile y recuperando el ejercicio directo de la Soberanía Nacional en las decisiones trascendentes de cómo queremos organizamos en Sociedad.

Para nosotras y nosotros, quienes hemos trabajado hace 13 años por la Nueva Constitución, la Participación Ciudadana adquiere la categoría de ser la principal Fuerza Articuladora de la Sociedad, por lo que no es absolutamente natural proponer que la Construcción de un Nuevo País que recoja los sueños, las demandas y el Sentido Común de la Ciudadanía se debe construi escuchando y acordando con la Comunidad lo que se quiere y se debe hacer.

Creemos que la acción política debe estar al servicio de la comunidad y que las políticas públicas, programas y presupuestos deben surgir desde la comunidad, desde lo local hacia lo nacional y por lo mismo desde planes locales, barriales, comunales, regionales y nacionales participativamente elaborados a través de ciclos de democracia participativa, que generen mandatos de la ciudadanía y que le den sentido y control a la democracia representativa.

Creemos en el liderazgo colectivo basado en los acuerdos y consensos vertidos en los planes o mandatos participativos antes mencionados. No es función principal de las y los representantes generar ideas, sino cumplir los mandatos de las bases: Son servidores públicos que de no cumplir los mandatos podrán ser revocados de su cargo. En ningún caso podrán servirse de las bases como en la actualidad.

Como creemos que son las y los habitantes del territorio en sus diferentes escalas los que deben participar en la construcción de la Sociedad Participativa que se quiere, estamos convencidos que para que la Nueva Constitución sea escrita bajo la soberanía de la gente o del pueblo debemos procurar que la mayor cantidad de gente participe tanto en los procesos de información como en la elaboración de los contenidos de la Constitución. Es decir, que así como los programas de gobierno deber surgir de los mandatos de la Comunidad también hoy la Constitución debe surgir de la gente, por lo que proponemos para esta etapa los siguientes considerandos y accionar estratégico.

Toda la comunidad tiene derecho a participar en el tipo de país que queremos construir a través del Proceso Constituyente y para ello requiere información y espacios adecuados para participar en la elaboración de contenidos y mandatos para las y los asambleístas que redactaran la Nueva Constitución.

Es necesario que sean reconocibles los territorios de los cuales surgen dichas voces, para lo que se propone un enfoque territorial que organice el trabajo de participación y levantamiento de la subjetividad social de tal manera que se considere la escala micro territorial: barrial o de localidad. Escala meso territorial: sectores y comuna. Escala macro territorial: regiones y nivel nacional.

Es necesaria la participación de la mayor cantidad de gente posible y, por legitimidad, que sea reconocible la forma y el volumén en que ella se da. Para esto proponemos procesos de democracia participativa en el nivel micro territorial y democracia representativa con mandato de la base en los niveles meso y macro territorial.

Las demandas de las organizaciones sociales, laborales y temáticas pueden incorporarse en los niveles meso y macro territoriales según sea el caso y bajo el criterio de pertinencia.

Proponemos que la convocatoria, sistematización y cuidado de la información que surge de la gente en los micro territorios sea responsabilidad, en principio, de las Juntas de Vecinos y que, en el caso de que ellas no estén dispuestas a asumir este reto patriótico, se creen grupos responsables con vecinas y vecinos de dicho territorio.

Que todo lo dicho sea registrado por escrito y que en aquello que sea pertinente se aclare en qué hay acuerdo y en qué disenso, marcando posiciones de mayorías y de minorías así como una escala de prioridades participativamente definida.

Que estos procesos estén abiertos a toda la comunidad del territorio, sin sesgar ni excluir a nadie de tal manera que se manifieste el sentido común y se logren la mayor cantidad de acuerdos y unidad posible.

Que las metodologías participativas que se usen tengan un doble propósito: Permitir recoger las demandas de la ciudadanía hacia la Nueva Constitución, así como poder iniciar el trabajo de instalación de un Plan de Desarrollo de Barrio o localidad y lo mismo, para el trabajo meso y macro territorial.

Que se considere que la Participación Ciudadana para construir una Sociedad Participativa se debe organizar desde el nivel micro territorial hacia mayores escalas territoriales. Desde el barrio o localidad rural hacia La Moneda.

Finalmente, para nosotras y nosotros, la construcción de una Sociedad Participativa es complementaria y condición sine qua non para el logro de una Sociedad Sostenible, por lo que junto con levantar y atender las demandas de la comunidad, nos debe inspirar el cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible trazados por acuerdo del 100% de los países de las Naciones Unidas en octubre de 2015 a través de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible y que son los siguientes:

17 Objetivos de Desarrollo Sostenible 2015 - 2030:

  1. Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo.
  2. Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible.
  3. Garantizar salud, una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades.
  4. Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todas y todos.
  5. Lograr la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas
  6. Garantizar la disponibilidad de agua, su ordenación sostenible y el saneamiento para todas y todos.
  7. Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todas y todos.
  8. Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todas y todos.
  9. Construir infraestructura resiliente, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación.
  10. Reducir la desigualdad en y entre los países.
  11. Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.
  12. Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles.
  13. Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos (tomando nota de los acuerdos celebrados en el foro de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático).
  14. Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible.
  15. Proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, efectuar una ordenación sostenible de los bosques, luchar contra la desertificación, detener y revertir la degradación de las tierras y poner freno a la pérdida de la diversidad biológica.
  16. Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles.
  17. Fortalecer los medios de ejecución y revitalizar la alianza mundial para el desarrollo sostenible.

Conscientes de que estos son los Objetivos que le dan sentido a nuestras acciones y que el mejor modo de lograrlos es a través de la Participación Ciudadana en la Gestión Pública, junto con trabajar en ello solicitaremos a las y los Constituyentes que Chile sea declarada Constitucionalmente una Sociedad PARTICIPATIVA VINCULANTE en la que la Participación Ciudadana se transforme en su principal fuerza articuladora.
Clínica Alemana Osorno