ūüďĄProgramas presidenciales desprogramados

ūüďĄProgramas presidenciales desprogramados
Por Omar Villanueva Olmedo, Director Team Interstitial Knowledge´s olibar Teor√≠a del Conocimiento Intersticial olibar TCIo (Since 1972 en Chile)

Hacia un nuevo periodo presidencial de tiempo y programa: indefinidos

1.- Lo pasado, pero nuevo. Cada cuatro a√Īos hemos analizado los programas de gobierno que han propuesto los candidatos a la presidencia de la Rep√ļblica, con anterioridad a la primera votaci√≥n y hemos hecho sugerencias como corresponde, a quienes por d√©cadas hemos intentado que trabajen con los modelos de planificaci√≥n y de project management y otras herramientas modernas, que diferentes profesiones sugieren y que se use para programar en cuestiones del pa√≠s.

Lo anterior no fue posible por lo que los ciudadanos saben: hubo poco tiempo para prepararlos, se reescribieron hasta pocas horas antes de la votaci√≥n, eran pocas p√°ginas, unos eran “deseos m√°s que planes o programas”, otros eran una lista de supermercado o borradores modificables no escritos en piedra, “la gente no los lee”, etc. Lo que muestra que algunas de las viejas tecnolog√≠as no se aplicaron por los encargados, para llegar a competir por la mayor responsabilidad del pa√≠s.

2.- Lo que viene en este tema. En escasos d√≠as se har√° un “cocinado o refrito” para presentar un modificado Programa de Gobierno, que ser√° lo que se pueda hacer “rapidito, cortito, donde est√© todito y le d√© en el gusto a la gente”, que sea lo m√°s vendible posible, y que invite a votar por cada uno de los finalistas en la contienda.

Podemos repetir que un programa, que se supone deber√° aplicarse en un futuro, debe contar: (1) con una descripci√≥n de los escenarios que cada candidato ha identificado para que sus acciones propuestas encuentren un terreno f√©rtil para que tenga los resultados esperados, (2) que es indispensable disponer de planes por lo menos para cada a√Īo, (3) que debe identificar de d√≥nde se obtendr√°n los recursos financieros para implementarlos y que montos son requeridos y si se podr√°n obtener, (4) que para lo que es nuevo se cuenta con los profesionales o especialistas necesarios en calidad y en cantidad. Pero se observa con estupor, que pareciera que el pa√≠s vivir√° aislado de un mundo que evoluciona a tasas altas de cambios y de peligros, sea por el carbono y cambio clim√°tico o por la proliferaci√≥n armamentista, o por los conflictos pol√≠ticos y econ√≥micos de los centros del poder mundial, o por las nuevas tecnolog√≠as e innovaciones disruptivas o por los potenciales conflictos en Sudam√©rica, entre otros.

Esta falta grave de los pol√≠ticos pagados para ello, saben que deben sortearla de alguna manera, porque: (1) destinar tiempo para tener escenarios alternativos, programas, planes, presupuestos alternativos, creemos que no ser√° posible y por lo tanto lo que se puede esperar que haya: muchas corridas para all√° y para ac√°, digamos, a diferentes comunas del Gran Santiago, al Norte perdido pero como nunca deseado y el Sur con diferencias abismales y (2) qui√©n exigir√° en estos d√≠as un programa de gobierno, si hay que votar por dos posiciones antag√≥nicas tan diferentes que nos presentan los medios de comunicaci√≥n: (a) grandes cambios, regal√≠as con fondos p√ļblicos, acompa√Īado de caos, violencia, deconstrucci√≥n, versus (b) orden, crecimiento econ√≥mico, seguridad, disciplina, combate al narcotr√°gico, etc.

3.- La posibilidad de otro escenario poco visitado. Se sabe que la Convenci√≥n Constituyente debe entregar una propuesta de Constituci√≥n en alg√ļn momento del pr√≥ximo a√Īo. Pero... no sabemos qu√© contendr√°, y si que deber√° ser votada para: su aceptaci√≥n o rechazo, por la comunidad nacional.

Es decir se ha creado con este “evento constitucional” con una enorme incertidumbre en la que ganan los pol√≠ticos, porque los hace ser protagonistas de todas las miradas. Pero no ocurre lo mismo con esa parte de la poblaci√≥n, que no tiene experiencia de que una aventura tan mayor en el pa√≠s de tener una nueva constituci√≥n, con que sabe qu√© caracter√≠sticas y que desv√≠a la atenci√≥n de la satisfacci√≥n de necesidades b√°sicas y urgentes del pa√≠s en el presente: empleo, salud, educaci√≥n, vivienda, ingreso, pensiones, seguridad, crecimiento, inflaci√≥n, etc.

Desde luego que nos encantar√≠a poder hacer an√°lisis de los programas, que a√ļn no conocemos, sobre las bases utilizadas para: (1) proponer aumentos o disminuciones de impuestos, de granjer√≠as para determinados segmentos de la sociedad, (2) o cerrar las puertas a la migraci√≥n, o abrirlas para que sea de beneficio mutuo y con conductas establecidas y convenidas, (3) alentar o desalentar la mayor participaci√≥n del Estado en las vidas de los habitantes (4) o de las actividades personales con independencia y libertad y finalmente (5) ¿bajo qu√© escenarios esas medidas ser√≠an acertadas y de beneficios para todo la poblaci√≥n? y no s√≥lo para los cercanos que piensen como cada candidato.

Pero así como lo anterior presenta un panorama preocupante, no cabe duda que los ciudadanos estemos consternados: por las acciones que los políticos de diferentes partidos en el parlamento y ejecutivo y de los que están en la justicia y las fiscalías, que nos sorprendan día a día con sus opiniones, propuestas y decisiones delirantes inconsultas. Pareciera que reina tal embrollo mental personal y grupal, que se puede decir, decidir y poner en marcha acciones muy fuera de los límites de toda racionalidad, cordura y beneficio de la ciudadanía. Caprichos individuales o de grupos de presión vociferantes y poderosos pasan por encima de toda la comunidad inconsulta.

La atenci√≥n por el d√≠a a d√≠a es una mala consejera cuando se trata de decisiones singularistas y parciales y que tendr√°n consecuencias en el futuro. Es decir se refieren a una sola materia, pero sabemos que tiene y se supone que tendr√° influencia sobre muchas otras planos: (1) como ocurre con las pensiones y los futuros jubilados, (2) o con los estudiantes primarios y secundarios sin clases formales durante dos a√Īos (3) y las futuras necesidades de personas preparadas en las diferentes profesiones, (4) o en la impunidad que abre la puerta para que muchas personas y grupos de ellas -todav√≠a no identificados- sienta que tienen derechos para actuar fuera de la ley, con el rostro cubierto, armados y con amenazas y hechos de obra contra la polic√≠a u otros ciudadanos. Y as√≠ sigue una larga lista de atentados a la democracia y a la tranquilidad que permita un buen vivir y progreso. Las propuestas de gobierno observadas hasta ahora, no cuentan con un “modelo integrador” de todos los componentes para un programa de gobierno coherente e integrado.

Gran parte de todo lo que está viviendo el país es obra de políticos, que están en los órganos instituidos en la actual constitución, que han jurado cuidar por los intereses superiores de la Nación, pero que parece que hacer eso ha pasado a ser muy impopular y no lleva a obtener la reelección ni a crecer como partidos, sino que a disgregarse.

Todo lo anterior nos lleva a pensar que en las elecciones de fines de Diciembre los ciudadanos puedan preferir, manifestarse y decidirse por las opciones de gobierno -sin programas coherentes- que m√°s coincida con su cordura y su sentido intuitivo de estabilidad y progreso y a desechar lo que consideren indeseable.

4.- Ep√≠logo. Menos mal que hemos podido sobrevivir a pesar de todo lo anteriormente enunciado, todo eso creado por bien pagados apol√≠ticos profesionales y altos funcionarios p√ļblicos de los 3 poderes del estado y medios de comunicaci√≥n, con riesgo a que no publiquen esta nota. Ojal√° que esto no vuelva a ocurrir para los comicios 2026 y que la nueva constituci√≥n nos garantice contar con programas de gobierno de calidad y acordes a la sociedad de la informaci√≥n, del conocimiento y tecnolog√≠as de los tiempos modernos del siglo 21.

Fuente: ovillanueva.comunica@gmail.com

Clínica Alemana Osorno