Descubren vísceras de cordero en plantas elevadoras de aguas servidas de ESSAL en Panguipulli

Vísceras de cordero en plantas elevadoras de aguas servidas de ESSAL
Restos de cordero, específicamente vísceras, fue el último hallazgo de operadores de ESSAL en las plantas elevadoras de aguas servidas (PEAS) Carmela Carvajal y Roble Huacho de Panguipulli.

Desde la sanitaria advierten un incremento sostenido de la aparición de residuos sólidos en el sistema de alcantarillado, lo que genera obstrucciones y posteriores rebalses de aguas servidas. Alertan especialmente sobre la aparición de residuos no degradables, como mascarillas anti-COVID y toallitas húmedas.

En cuanto fueron detectadas obstrucciones en las rejillas de acceso de ambas infraestructuras -situación que generó un riesgo de rebalse de aguas servidas-, personal técnico de la compañía retiró parte de interiores de corderos, lo que fue informado al municipio local y a agrupaciones vecinales.

El Subgerente del Territorio Norte de ESSAL, Pedro Garrido, lamentó la situación asegurando que es notorio el incremento de residuos sólidos no degradables: 
“Es preocupante tener este tipo de hallazgos, ya que estos residuos sólidos provocan obstrucciones que pueden dañar a los equipos de nuestro sistema de elevación y generar finalmente un rebalse de aguas servidas. En el último tiempo hemos detectado un importante aumento de residuos sólidos de uso sanitario, como toallitas húmedas y mascarillas para prevenir el contagio de COVID”, advirtió.

Junto con hacer nuevamente un llamado a practicar un buen uso del alcantarillado a la comunidad, el ejecutivo de la sanitaria expresó que se encuentran disponibles para trabajar en conjunto con la comunidad para generar conciencia respecto del uso adecuado del alcantarillado y así evitar el riesgo de obstrucciones y posteriores rebalses de aguas servidas.

Anteriormente, en el sistema de saneamiento de ESSAL se han descubierto residuos como vísceras de salmón en Ancud y apósitos médicos en Osorno.
Vísceras de cordero en plantas elevadoras de aguas servidas de ESSAL


Fuente: Álvaro Fernández Hernández alvaroefh@gmail.com

Clínica Alemana Osorno