Recaudando fondos sobre ruedas para los niños con cáncer

Fireflies Patagonia 2022
Fireflies Patagonia 2022: recaudando fondos sobre ruedas para los niños con cáncer.

Por primera vez en Chile, la iniciativa de Fireflies aterriza en la Patagonia para hacer pedalear durante 10 días a más de 24 ciclistas, quienes se han sumado para recaudar fondos para ayudar a la Fundación Vivir Más Feliz, quién a través Trasplante y Oncología Integral (TROI), atiende con terapias complementarias a los niños con tratamientos oncológicos del Hospital Calvo Mackenna, y además donan su tiempo y energía en pro de los niños que lo necesitan.

Fireflies Patagonia, es el ride de ciclismo solidario que recorre los hitos más impresionantes de la Patagonia Chilena/Argentina. En él participan destacados deportistas y productores cinematográficos de nivel mundial. La ruta no competitiva tiene un solo objetivo: Ayudar a los niños y niñas con cáncer que pertenecen a la Fundación “Vivir Más Feliz”.

Desde este jueves 3 al sábado 12 de marzo, los participantes recorrerán distancias entre el Lago Yelcho y Cerro Castillo, en la región de Aysén; para finalizar el domingo 13 de marzo con una masiva escalada a Valle Nevado en Santiago. La iniciativa cuenta con el apoyo de renombradas marcas nacionales e internacionales.
“Como marca dedicada al ciclismo no nos podíamos quedar afuera de una iniciativa tan linda e importante para el país, es por eso que desde el momento uno pensamos en cómo podíamos ayudar, lo que se tradujo en poner a disposición nuestros implementos y conocimientos como marca”, comenta Juan Criado, Gerente General de Specialized Chile.

La ruta de la carrera todavía es un misterio para los ciclistas. El motivo, es que se busca tratar de hacer una analogía con lo que viven día a día los niños que padecen cáncer, así lo comenta Carola Fresno, productora de Fireflies Patagonia.
“Lo que se hace es asemejar, o querer asemejar, bajo ningún caso se logra, el día a día de un niño con cáncer. Es por esto que los riders no saben la ruta. Se les va contando un día antes, por eso yo no les puedo contar la ruta completa tampoco. Y en el fondo es esta incertidumbre de qué es lo que va a pasar el día siguiente”, relató Fresno, explicando la incógnita del recorrido.

Otra curiosidad es el nombre de la carrera, “Firefly” que al traducirlo del inglés significa luciérnaga. “La luciérnaga lo que hace es generar energía y genera su luz a través del movimiento”, explicó la productora de la competencia.

Durante el evento también habrá actividades que no serán sobre ruedas, como lo es el desayuno que compartirán los bikers junto a los niños de la Escuela de Ñirehuao el miércoles 9 de marzo. Además, dichos niños acompañarán a los ciclistas en los primeros kilómetros de carrera de ese circuito.

Los días siguientes la carrera continuará su trayecto pasando por las ciudades de Coyhaique y Aysén, para finalmente terminar con esta gran iniciativa en la Región Metropolitana con una subida al Valle Nevado, al que se invita a todos los ciclistas de la región que deseen participar de esta actividad.

Esta es la sexta versión de Fireflies, pero la primera que se realiza en la Región de Aysén, lo que la vuelve aún más especial, donde cada corredor recorrerá más de un centenar de kilómetros diarios, combinando lo que más aman con un noble acción, buscar recolectar fondos para la intensa lucha que viven a diario niños con cáncer.


Fuente: karancibia@mgconsulting.cl

Siguiente Anterior