Defensoría implementa Defensa de Género en Osorno

La unidad tiene como objetivo potenciar el resguardo de derechos para las mujeres privadas de libertad. Ministra de Justicia valoró y felicitó el proyecto.

La Defensora Regional de Los Lagos, María Soledad Llorente, y el defensor especializado Sebastián Contreras, presentaron la recientemente creada Unidad de Defensa de Género a las mujeres privadas de libertad en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Osorno.

La actividad se llevó a cabo con la asistencia de 10 internas, que actualmente habitan el módulo especial del recinto penal, y en ella, Soledad Llorente expuso a las asistentes, en compañía de la jefa de Unidad, mayor Jessica Rivas, acerca de los derechos que les asisten como mujeres usuarias de la Defensoría Penal Pública, y en especial, en condición de privación de libertad. Asimismo, en la oportunidad, tuvieron oportunidad de conversar con el defensor Sebastián Contreras Lancapichún, quien está a cargo de la unidad (UDG) en la zona.

Esta unidad tiene como objetivo representar las causas en que mujeres aparecen como imputadas, además de monitorear las condiciones de privación de libertar de las mismas, así como también coordinarse con otros servicios en función del mismo objetivo. Este nuevo equipo de defensa está integrado por 4 abogados (2 abogados y 2 abogadas), y opera también en el penal Alto Bonito, de Puerto Montt.

El proyecto también fue presentado a la Ministra de Justicia, Marcela Ríos, en su última visita a la región, por la Defensora Regional, María Soledad Llorente, en una actividad en la que también participó el seremi del ramo, Enrique Cárdenas, y se sumaron defensores locales jefe, funcionarios, e integrantes de este equipo de defensa especializada.

La titular calificó como “esencial” que el sistema de Justicia y la sociedad, en general, comprendan que las mujeres tienen necesidades distintas: “cuando una mujer es privada de libertad, o cuando es sacada del entorno familiar, esto tiene un costo no solo para ella, en términos personales, sino que también, y muy fundamentalmente, para el bienestar de sus hijos, hijas y familia. Sabemos que las mujeres privadas de libertad tienden a quedar más solas porque muchas veces no tienen visitas, o acompañamiento, sabemos que muchas veces, los niños y niñas que tienen madres privadas de libertad, terminan bajo la custodia del Estado”

En este sentido, Ríos valoró esta mirada: “Quiero felicitar el trabajo de la Defensoría por asumir que debe incorporar medidas innovadoras de atención de mujeres. Este es un trabajo de la región de Los Lagos, con una mirada de género que espero podamos replicar en otras regiones del país”

Fuente: Jorge Manuel Mansilla Macías jorge.mansilla@dpp.cl

Siguiente Anterior