El nuevo poder de los servicios secretos

El nuevo poder de los servicios secretos
Espías, confidentes y nuevos enemigos - El nuevo poder de los servicios secretos | DW Documental

La última vez que los servicios secretos tuvieron tanto poder fue durante la Guerra Fría. El avance tecnológico abre la posibilidad además de crear otro tipo de estrategias. Y hace tiempo que no se limita a un duelo entre Rusia y Estados Unidos.

Desde 2010, Estados Unidos ha perdido tantos espías e informantes como durante la Guerra Fría. Los responsables de la inteligencia alemana también confirman que son tiempos difíciles. Dinero, datos y el acceso a los mismos son nuevos resortes de poder. Quedó claro en las elecciones estadounidenses de 2016. Donald Trump recibió al parecer el apoyo de una empresa que desarrolló un software para comerciar en línea, generando así datos.

Y la historia va más allá. La inteligencia estadounidense sospecha que Trump fue elegido también con ayuda de servicios secretos extranjeros. Estados Unidos ha perdido poder en ciertas regiones y muchos de sus antiguos aliados persiguen ahora sus propios intereses. Ni su ejército ni su gigantesco aparato de espionaje logran tener a los rivales bajo control. ¿Será el presidente Biden capaz de convertir su país nuevamente en una potencia garante del orden mundial? Y, ¿Qué significa esto para los conflictos abiertos con China, Irán y Rusia, pero también para aliados como Arabia Saudí y Turquía?

Los regímenes que Trump dejó de controlar defenderán su margen de maniobra y su poder. Si empeoran los enfrentamientos con los viejos y nuevos enemigos, ¿llevará esto a que los servicios secretos occidentales y sus instancias asociadas obtengan un cheque en blanco? Una guerra con drones y piratas informáticos, violencia protagonizada por terceros y un incremento de la vigilancia mutua podrían desembocar en una escalada de conflictos.

Muchos de los logros de las últimas décadas como la Convención de Ginebra, la condena sin paliativos a Estados criminales como el Tercer Reich, ¿habrá que darlos por perdidos? En la nueva guerra de los servicios secretos, cualquier país puede convertirse en campo de batalla.



Fuente: http://www.dw.com/zonadocu

Siguiente Anterior