Puerto Montt y Calbuco ejemplos para implementar Plan de Emergencia Habitacional

Calbuco
Los proyectos de Habitabilidad Primaria, tal como los que se hicieron en los campamentos Nuevo Amanecer y Futura Esperanza de Puerto Montt, junto a El Mirador de Calbuco, son ejemplos para generar procesos de mejoras mientras se avanza en soluciones definitivas para las familias.

El pasado domingo 3 de julio, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo presentó el Plan de Emergencia Habitacional, un insumo muy esperado por distintos sectores, pues será de aquí en adelante la ruta de navegación para enfrentar la crisis habitacional que vive el país.

Dentro de sus objetivos, el MINVU considera 260 mil soluciones habitacionales, las que tendrán una implementación focalizada por regiones y por comunas.

En la región de Los Lagos, el Plan de Emergencia Habitacional señala que hay 3.368 hogares en campamentos, ubicados en 13 de las 30 comunas de la región. En el panorama general, en la región hay un déficit de 25.776 soluciones habitacionales según los registros del MINVU. En ese marco, el ministerio se puso una meta para generar 14.165 soluciones habitacionales al fin del periodo.

Uno de los aspectos importantes en la planificación, es que pone como prioridad la diversificación de la oferta de soluciones habitacionales para ir en atención de las familias que viven en campamentos. Durante el período que demoren estas soluciones, se ejecutarán proyectos de habitabilidad primaria comunitaria, como parte del ítem “atención primaria para campamentos”.

En la región de Los Lagos, estas acciones ya se han estado implementando, como los casos de los campamentos Nuevo Amanecer y Futura Esperanza de Puerto Montt, que a fines de junio cerraron los proyectos con mejoras importantes con la instalación de luminarias fotovoltaicas; la entrega de contenedores de basura comunitarios e individuales para cada familia; y el acompañamiento social a través de talleres de capacitación en prevención de riesgos y emergencias.

En el campamento El Mirador de Calbuco, que también cerró su proyecto a fines de junio, tras un año de ejecución, igualmente se instalaron luminarias fotovoltaicas, además de la entrega de contenedores de basura y kits de emergencias.

Según el Director Regional de Los Lagos de la Fundación Urbanismo Social, Martín Montes Marín, al cierre de estos programas ejecutados por la Fundación, las familias terminan viviendo en lugares con mayor dignidad mientras perdura la búsqueda de una solución habitacional definitiva, tal como contempla el actual Plan de Emergencia Habitacional.

“Como Fundación nos vamos contentos con el trabajo realizado, habiendo trabajado en tres campamentos, dos de Puerto Montt y uno en Calbuco. Estuvimos trabajando con más de 100 familias que estaban en estos 3 campamentos y nos llevamos la buena noticia de que no solo se mejoró la calidad de vida, sino que además pudimos generar sinergias para que las familias se encontraran y pudiéramos trabajar temas de cohesión social”, sostuvo Martín Montes.

Para Guillermo Oreste, Presidente del Comité de Vivienda del Campamento Nuevo Amanecer de Puerto Montt, estos son algunos ejemplos de cómo se puede mejorar el diario vivir de las personas que habitan en campamentos.

“En un 100% acaba de mejorar la expectativa de vida en este lugar, porque conlleva más seguridad en el diario vivir, con el tema de la iluminación. El tema de la seguridad favorece bastante, especialmente a las personas que trabajan y que llegan de noche a sus domicilios. El no tener iluminación se producía como algo peligroso, pero ya en este momento se pudo solucionar con este proyecto. Las familias están realmente contentas y agradecidas de que se haya podido efectuar y terminar el proyecto”, concluyó el dirigente vecinal Guillermo Oreste.
Puerto Montt


Fuente: Igor Mora - igor@urbanismosocial.cl

Clínica Alemana Osorno