¿Conocías las camas Curve? El nuevo modelo que te entrega un mejor descanso

Camas Curve
Las camas Curve cuentan con un soporte flexible que se adapta a los puntos de presión de tu cuerpo y distribuye el peso de forma correcta.

Dormir es una de las acciones más importantes, pues es el momento donde el cuerpo y el cerebro se recuperan del estrés del día para darle la bienvenida a una nueva jornada. Por ese motivo, las camas son esenciales.

Se estima que un 83,6% de los chilenos no está satisfecho con la calidad de sueño que tienen. Problema preocupante si consideras que el mal dormir y falta de sueño afectan el bienestar general de las personas.

Por ello, si eres uno de los afectados, las camas Curve pueden ser tu solución.

¿Qué son las camas Curve?

Son camas con base similar a las antiguas con resorte, caracterizadas por ser menos rígidas, pero con diseño y tecnología mucho más avanzadas. Están especialmente orientadas a garantizar un descanso pleno y reparador. Sin duda una innovación mobiliaria que debes conocer y probar.

¿Cuáles son las características del sistema Curve?

Tiene un soporte flexible

Es su principal diferenciador. En lugar de resortes o superficies duras (tablones, láminas, etc.), incorpora un soporte flexible, que delinea una especie de curva desde el centro hacia los lados de la cama. Lo cual aporta elasticidad al colchón y, por lo tanto, mejora la amortiguación y distribución del peso.

Este punto es muy importante, porque la correcta distribución del peso y la alineación adecuada entre cadera, columna y piernas, evitan tensiones musculares y dolores asociados a la mala postura, logrando una relajación óptima del cuerpo que favorece el descanso. Además, al amoldarse a la presión que el cuerpo ejerce sobre la cama, también mejora la circulación sanguínea y la respiración, dos factores fundamentales a la hora de dormir plenamente.

Puede ser armada por ti sin ningún problema

La cama Curve es muy fácil de armar. No es necesario que utilices herramientas como martillos, ya que viene con sus propios elementos que te ayudarán a armarla sin tener que realizar un mayor esfuerzo físico o recurrir a servicios extras.

Solo debes seguir las instrucciones, unir las piezas correspondientes y listo, tendrás tu base preparada para colocar el colchón y empezar a disfrutar de las grandes bondades que te entrega la cama Curve.

Posee una estructura firme y resistente

Una vez ya armada la base, obtienes una estructura con 4 patas de madera de pino en las esquinas y 3 metálicas en el centro; es decir, 7 puntos de apoyo que mejoran la resistencia, firmeza y capacidad de carga.

Dicha firmeza y resistencia, además de incrementar la vida útil de la cama, evita movimientos y ruidos extraños que puedan despertarte durante la noche. Al pasar el tiempo, también ayuda a mantener la forma del colchón, evitando deformaciones que afecten la calidad del sueño.

En conclusión, las camas Curve fueron especialmente diseñadas dar un mejor soporte al dormir y perfeccionar las condiciones del descanso.

Además, si las combinas con un buen colchón de calidad, por ejemplo, con resortes de espiral continua, y buenos hábitos de sueño como utilizar sabanas limpias y tener tu habitación oscura, amanecerás completamente revitalizado todos los días.

Fuente:Y. Lobo

Siguiente Anterior