Chilterra: ¿el gigante lechero que cayó al cambiar el modelo productivo?

Chilterra: ¿el gigante lechero que cayó al cambiar el modelo productivo?
La compañía productora primaria de leche llegó a ser la tercera más importante en volumen, antes de iniciar el cambio de modelo productivo que le hizo caer desde los 28 millones de litros anuales a cerca de 18 millones en la actual temporada, según consigna el proceso de reorganización concursal en su última actualización y final, publicada el pasado 11 de octubre.

Una contundente cantidad de antecedentes acerca de la caída del grupo Chilterra, compañía constituida por Chilterra S.A, dueña de 3.900 hectáreas, y por Agrícola Dos Ríos Ltda. propietaria del ganado, maquinaria, equipos y responsable de la fuerza laboral, se desprende del “Texto íntegro del acuerdo y sus modificaciones” enmarcado dentro del marco del proceso de reorganización de la compañía y publicado en el portal del Poder Judicial (www.boletinconcursal.cl) en, por deudas que superan los US$60 millones -55 mil millones de pesos, aproximadamente-, las que dan cuenta de las causas profundas detrás de la tormenta perfecta que llevaron a la empresa a someterse a una reorganización judicial para intentar salvar parte de sus activos.

Chilterra, que llegó a ser el tercer productor primario de leche más importante de Chile con 28 millones de litros en la temporada 2018, se encuentra hoy obligada, por resolución judicial, a cumplir con el acuerdo de dar continuidad parcial a sus actividades comerciales y económicas y a dar curso a la venta ordenada del total activo de la empresa, para proceder al pago de la totalidad de los créditos garantizados con hipotecas y valistas.

DEL ÉXITO AL CAMBIO DE MODELO

Hace casi dos décadas, el sur del país comenzó a transitar hacia el sistema estacional de producción de leche -también conocido como pastoril-, lo que implica concentrar los partos de las vacas en primavera para aprovechar la mayor disponibilidad de pasto que se da en esta época en esta zona y que es la ventaja competitiva que tienen los productores para ser exitosos en esta industria. Y la compañía creció así, a la par de toda la industria y de compañías líderes en el sistema de pastoreo, como Manuka, que hoy produce 185 millones de litros anuales -en 2018 estaba en los 135 millones- o los cooperados de Colun, que pasaron de 598 millones de litros a 667 millones, entre otros productos que tuvieron un relevante crecimiento, en el mismo periodo. Pero Chilterra no quiso seguir en el modelo. Inquieta por los efectos de la sequía del verano de 2015 que constituyó, según la compañía, una campanada de alerta respecto de los efectos que traería el cambio climático, por lo que la empresa determinó salir del modelo estacional, lo que básicamente implicaba dejar de concentrar los partos en primavera, para pasar a producir leche durante todo el año, junto con cambios en la genética del ganado desde el Jersey Kiwi Cross a otras razas que, al mismo tiempo, requieren no sólo de pasto sino más concentrados en su dieta, lo que involucra mayores costos.

De manera textual, el Acuerdo de Organización Judicial establece que “en los últimos años (desde el 2016) ha llevado a cabo un cambio paulatino en su modelo productivo, pasando desde un sistema de alimentación basado en un 100% en pradera a un sistema mixto (concentrado / praderas), actualmente 40%/ 60%. Esto obedece a dos razones principales: i) menor precipitación estructural de la zona sur (cambio climático) y ii) incentivos en el precio de la leche para que la producción sea estable en invierno vs verano”. El proceso de cambio, sin embargo, puso de rodillas a la compañía, al caer su producción en un 35%, desde los 28 millones de litros de 2018 a los 18 millones actuales.

En valor bruto, considerando el precio actual y la disminución del volumen declarado, la caída de producción hizo que la compañía dejara de percibir 4.400 millones de pesos por año. Pero hay más. Chilterra señala en el documento de Organización Judicial que “el cambio del modelo de producción de leche generó importantes requerimientos de inversión destinado a aumentar la autosuficiencia en la producción de alimentos, lo que implicó inversión en maquinaria agrícola”.

El gerente general y fundador de la Compañía, Ricardo Ríos, ha señalado, y así está recogido en el texto del acuerdo, que “en estos últimos 24 meses, la industria ha sido afectada por un incremento en los costos de alimentación (granos) como también en los insumos agrícolas (fertilizantes), no siendo aún este efecto traspasado al precio de la leche pagado a productores. Lo anterior se ha traducido en mayores necesidades de crédito, destinadas a financiar requerimientos de capital de trabajo y capex, siendo la principal fuente deuda bancaria y proveedores”.

LO QUE VIENE

La venta ordenada de Chilterra, requiere de la reestructuración de sus pasivos con el objeto recuperar niveles de liquidez y capital de trabajo, sujeto a una limitación de nuevos endeudamientos, sin embargo, agrega que lo anterior tiene que ver además con la necesidad de “consolidar el cambio de modelo productivo y asegurar la producción de este vital insumo para la industria láctea”.

LOS AÑOS DE ORO

La compañía inició sus operaciones en el año 2006, en la Región de Los Ríos, partiendo con dos salas de ordeña.

En los años siguientes, la empresa logró expandir sus operaciones a las Regiones de La Araucanía y Los Lagos, operando en la actualidad nueve salas de ordeña, más de 17.000 cabezas de ganado y 1.000 hectáreas sembradas de cereales, todo ello, en 3.900 hectáreas de campos propios y alrededor de 3.300 arrendados.

Hoy, las cabezas rondan las 10.000, según la información del SAG, lo que explica buena parte de la caída de sus ingresos, lo que explica por qué Chilterra no pudo resistir el alza de costos de los insumos en medio de la pandemia y el conflicto de Ucrania y el ajuste de los precios pagados por las plantas, a diferencia de todo el resto de la industria.

Fuentes:
Información pública, principalmente tomados del proceso judicial, donde se encuentran los balances auditados de la compañía, además de la información del SAG (declaración de movimiento de ganado), e información pública en distintas notas de prensa.
Portal judicial www.pjud.cl
Agrícola Dos Ríos - Causa C-6427-2022 - 29° Juzgado Civil de Santiago (RUT 78.224.490-6)
Chilterra- Causa C-1203-2022 - 1er Juzgado Civil de Valdivia (RUT 76.662.520-7)
Texto refundido Chilterra S.A.

Siguiente Anterior