Manuka obtiene la certificación internacional de Bienestar Animal y Grass Fed Certified Humane®

Manuka obtiene la certificación internacional
Tras un proceso de varios meses de trabajo, la principal productora de leche en Chile, Manuka, obtuvo la certificación internacional de bienestar animal en la totalidad de sus 59 salas de ordeña, además de sus 4 centros de crianza de terneros. Con esta acreditación, Manuka recibe la certificación a mayor escala por parte de una empresa del rubro lechero en el país y Latinoamérica.

El bienestar de los animales a lo largo de todo su ciclo de vida es parte fundamental de la producción sustentable de alimentos. Es por ello, que las principales compañías líderes a nivel nacional e internacional se están suscribiendo de manera voluntaria a estándares de certificación y auditorías que van más allá de lo indicado por la normativa vigente de cada país.

Manuka, la empresa lechera más grande de Chile, se encuentra hoy en una nueva etapa, donde la sustentabilidad, el bienestar de sus colaboradores, animales y el compromiso con la naturaleza, se han transformado en el centro de su quehacer diario.

Actualmente, los fenómenos globales como el cambio climático, las crisis políticas y sociales, afectan directamente a los cuatro grandes pilares de la seguridad alimentaria. Tal como define la ONU, la disponibilidad, acceso, utilización y estabilidad de los alimentos, deben basarse hoy en una producción responsable y sostenible en el tiempo. Moisés Saravia, Gerente General de Manuka, comenta sobre el compromiso de la compañía frente a este escenario: “En Manuka estamos involucrados con los desafíos de la industria alimentaria. Sabemos que el producir leche de manera responsable, con altos estándares operativos y de sustentabilidad, nos permitirá seguir entregando un alimento natural y altamente nutricional a las familias de nuestro país”.

El Instituto Certified Humane es el representante en América Latina de Humane Farm Animal Care (HFAC), la principal organización internacional de certificación sin fines de lucro, dirigida a mejorar la vida de los animales para la producción de alimentos durante todo su ciclo vital.

En este sentido, el sello Certified Humane®, garantiza que el alimento proviene de productores que cumplen con exigencias objetivas y verificables de bienestar animal, basadas en la norma Humane Farm Animal Care para vacas lecheras, esto sumado en el caso de Manuka, a la certificación Grass Fed, que evalúa el plan de alimentación anual del ganado, asegurando su libre acceso al pasto desde el destete, el correcto manejo alimentario de los animales como el origen natural del forraje y suplementos. Según Luiz Mazzon, director de Certified Humane para Latinoamérica, “se nota que los consumidores están cada vez más exigentes en cuanto al origen de sus alimentos. Para productos de origen animal, esto está directamente asociado a la forma en como los animales son tratados durante toda su vida. Por eso adaptarse a criterios científicos de manejo animal que garantizan su bienestar y trabajar bajo certificaciones internacionales reconocidas, es el camino más seguro para atender a las demandas de los nuevos consumidores.”

Dentro de la lista de exigencias de la certificación, se destaca el manejo respetuoso, la alimentación nutritiva, crianza en un ambiente natural, seguro y con instalaciones adecuadas, además de otros ítems como los programas de capacitación requeridos para quienes manejan el ganado.

Angello Morgado, Encargado de Bienestar Animal de Manuka, comenta sobre la importancia de las capacitaciones y del trabajo colaborativo para lograr este tipo de certificaciones: “La capacitación ha sido fundamental en este proceso. Se han reforzado los objetivos y el trabajo en conjunto con los equipos de cada centro, generando la participación activa de cada colaborador en el proceso de certificación. Hoy poseemos un sistema de implementación de acciones concretas como de reportes en relación al bienestar de nuestros animales, mejorando nuestros procesos y apuntando a un estándar internacional en este tema.”

El proceso de certificación continúa posteriormente con una auditoría especializada anual en cada centro de la empresa, lo que permite validar los procesos de producción en cuanto a su sostenibilidad y responsabilidad con el medio ambiente.

“Como Manuka nos llena de energía ver empresas grandes y pequeñas empujando estas prácticas en su día a día. Estos ejemplos nos inspiran y movilizan a seguir mejorando continuamente nuestros procesos, con el manejo respetuoso de nuestros animales y entorno. Este es nuestro compromiso, y el obtener el sello Certified Humane es una forma concreta de demostrarlo”, señala Moisés Saravia.

Fuente: valeria@pueloconsultores.cl

Siguiente Anterior