La mirada del Padre Hurtado

José Francisco Yuraszeck, Capellán de Hogar de Cristo.
ūüĒĶPor Jos√© Francisco Yuraszeck, Capell√°n de Hogar de Cristo.

Este jueves 19, celebraremos el aniversario 79 del Hogar de Cristo. Recordamos en esta circunstancia a su fundador, el Padre Hurtado, que atento a los dolores y necesidades de su tiempo, convocó alegremente a muchas personas para procurar aliviarlos. Su mirada se fijó en quienes iban quedando al margen del camino. Ese mismo espíritu nos anima el día de hoy: como las necesidades y dolores van cambiando, urge tener siempre una mirada actualizada, para responder creativamente y con amor a ellas. Por estos mismos días también, se conmemora el cuarto aniversario del estallido social que hizo evidentes dolores, tensiones y necesidades no atendidos en distintos frentes, y puso en cuestión nuestra convivencia e instituciones.

Estamos ya entrados en el √ļltimo trimestre del a√Īo, el pr√≥ximo mes viene la Telet√≥n, y en lo que se refiere al proceso constitucional -que ha sido el modo de canalizar institucionalmente el desbarajuste post estallido social- hemos entrado tambi√©n en la √ļltima etapa, en manos de la Comisi√≥n Experta, para luego armonizar y proponer un texto que debe ser plebiscitado a mediados de diciembre. La exacerbaci√≥n de la violencia nunca ha sido camino para la paz duradera: mire no m√°s lo que est√° ocurriendo en Palestina e Israel.

Si algo aprendimos del proceso anterior, es que cuando las tintas se cargan para un lado del espectro político, la inmensa mayoría no se siente representada.

Esta segunda, y tal vez √ļltima oportunidad por ahora, puede correr el mismo riesgo por el lado contrario. No desperdiciemos la oportunidad. No hay quiz√°s nada tan importante como ponernos de acuerdo en un texto que sirva verdaderamente como la casa com√ļn que nos cobije, la mesa que permita que todos encuentren un lugar.

As√≠, finalmente asumiremos nuestro destino colectivo al seguir el camino de la solidaridad y la justicia social, incluyendo a las personas m√°s vulnerables en la vida que les espera. ¿D√≥nde fijar√≠a su mirada el Padre Hurtado hoy? Quiz√°s en las personas mayores o con discapacidad en sus casas, con crecientes niveles de dependencia, con mucha soledad y abandono por parte de sus familias, pensiones bajas, salud distante.

Tal vez en los jóvenes fuera del sistema escolar. Son cientos de miles quienes pudiendo ir al colegio no lo hacen. En esto el impacto de la pandemia fue demoledor y las consecuencias para el mediano plazo se avizoran catastróficas si no se sincroniza la oferta escolar con la preparación para la incorporación al mundo del trabajo.

Y, por supuesto, tambi√©n en las miles de personas en situaci√≥n de calle. Este grupo tiene un perfil distinto al de a√Īos atr√°s, incluyendo ahora no solo a personas que han roto v√≠nculos y sufren diversas patolog√≠as de salud mental, as√≠ como las consecuencias del consumo problem√°tico de alcohol y otras drogas, sino tambi√©n a familias enteras de migrantes que han llegado con lo puesto.

Miremos con los ojos del Padre Hurtado y hagamos lo que esté a nuestro alcance para aliviar los nuevos dolores de nuestra sociedad.


Fuente: Matías Benjamín Concha Parada - mconcha@hogardecristo.cl

Siguiente Anterior
*****