Niños con mala salud auditiva tienen más problemas de atención y aprendizaje

Los niños con problemas auditivos tienen más problemas de atención y rendimiento académico, lo que origina una peor calidad de vida. Así lo advierten en los centros auditivos GAES con motivo del Día Internacional del Cuidado del Oído y la Audición que se celebra el 3 de marzo. Para la fonoaudióloga Gloria Sanguinetti, es importante prestar atención a los signos de sospecha y llevar a los niños a un chequeo auditivo si presenta dolores en los oídos, supuración, pérdida de la audición, si tiene problemas para aprender a hablar o no entiende cuando otra persona le habla.

La pérdida de audición, tanto si es transitoria como permanente, puede tener un impacto enorme en el desarrollo de la población infantil pues influye en su aprendizaje, así como en la adquisición de destrezas de comunicación, lenguaje y socialización. Por lo tanto, cuanto más temprano se detecte y se atienda al niño, mayor será la probabilidad de que alcance todo su potencial. "Se hace necesaria una revisión de la salud auditiva si el niño no responde de manera adecuada a un ruido o a una voz, si se nota un desarrollo lento del lenguaje y del habla, o si pronuncia mal. Esas son señales de una deficiencia auditiva” afirma la fonoaudióloga de los centros auditivos GAES.

Guía de las señales en diferentes etapas:

Bebés:

- No se sobresalta con ruidos fuertes.

- Sigue durmiendo aún cuando le hablan de cerca y fuertemente.

- Ha dejado de balbucear (después de los 9 meses de edad)

- No voltea la cabeza hacia la fuente de un sonido después de los 6 meses de edad.

- No dice palabras sencillas como “mamá” o “papá” cuando tiene 1 año.

- Parece escuchar algunos sonidos pero no otros.

Niños:

- Tarda en hablar y lo hace en forma poco clara.

- Se distrae mucho.

- No sigue instrucciones A veces se piensa equivocadamente que se trata de falta de atención o que el niño simplemente ignora a la otra persona, pero puede ser el resultado de una pérdida auditiva parcial o total.

- A menudo dice “¿qué?”

- Sube demasiado el volumen de la televisión.

- No sabe por dónde vienen los sonidos

Adolescentes:

- Comienza a escuchar ruido en el oído (tinnitus). Puede comenzar a escucharlo al salir de un concierto o al haber estado escuchando música con los audífonos a un volumen muy alto. Debe de consultar aunque este ruido desaparezca.

-Tiene problemas para entender a los que están a su alrededor al salir de un concierto, discoteque o tras escuchar música. Debe de consultar aunque mejore.

-Escucha, pero no entiende, sobre todo en el colegio o cuando hay varias personas hablando a la vez

La experta afirma que puede ser difícil descubrir la alteración de la audición en niños, pero cuanto antes se descubra, mejores serán las oportunidades para socializar, comunicarse, aprender, aceptar su pérdida de audición y aprender a vivir con ella. “Muchos niños no se dan cuenta de su deficiencia auditiva, problema que puede captar un sencillo examen como la audiometría que sirve para evaluar la capacidad de escuchar y entender el lenguaje”, comentó y agregó que los centros auditivos GAES realizan chequeos auditivos gratuitos en todos sus centros desde Iquique a Puerto Montt.

Los padres de niños en edad escolar desde los 4 años podrán agendar durante marzo una hora en su centro de preferencia a través de la línea 600 600 4237 o en www.gaes.cl.


Fuente:
Gisela Otarola
Compartir en Google Plus