Hospitales públicos... morir esperando por una atención

Corrupción en la Iglesia Católica, corrupción en la clase Política, corrupción en el fútbol, corrupción a nivel de grandes empresarios y ahora corrupción sin control a nivel de las Sociedades Médicas.

La primera pregunta que habría que hacer es... ¿y dónde quedó el juramento Hipocrático?

El Contralor General de La República, Jorge Bermúdez, ha acusado y expuesto públicamente a numerosas Sociedades Médicas que se dedican a estafar al sistema de salud pública y lucrar de manera infame con la salud de cientos de miles de pacientes en los hospitales públicos y, lo que es peor, con la muerte de los pacientes que están en las infinitas listas de espera.

La codicia sin límites, ha llevado a directores de hospitales y a miles de médicos a nivel nacional -que son socios de cientos de Sociedades Médicas- a coludirse entre ellos para adulterar y falsear las listas de espera, "eliminando" y sacando en forma arbitraria de dichas listas a miles de pacientes que necesitan una operación urgente, con consecuencias gravísimas: los pacientes terminan falleciendo, porque jamás reciben la atención que necesitan. Hay pacientes que tienen que pagar una ¡"comisión"! a los administradores y médicos del sistema -en realidad es una COIMA- para que sean puestos adelante de otros pacientes, y puedan así, recibir su urgente cirugía.

¿Cuál es el objetivo de "eliminar" arbitrariamente a los pacientes de estas listas? Obtener suculentos bonos de hasta $1.900.000 al mes por... "desempeño" y "metas cumplidas". Eso por una parte.

El grave problema es que se miente descaradamente, asegurando que se ha cumplido en un ¡100%! con las atenciones médicas hospitalarias, cuando en realidad eso es totalmente falso.

Por otra parte, abundan los casos de "contratación" de los servicios de Sociedades Médicas por parte de los directores y los mismos médicos de hospitales públicos cuyos SOCIOS SON -¡que casualidad!-, los DUEÑOS de estas sociedades.

Una de estas "sociedades" conformada por alrededor de 10 médicos ganó en un año nada menos que $1.898.000.000. Sí, usted leyó bien: mil ochocientos noventa y ocho millones de pesos limpios para los bolsillos de estos médicos. Otra sociedad de 7 médicos se embolsó la nada despreciable cifra de $873.877.000 en un año, y así sucesivamente.

Esta triste y penosa realidad constituye otra gran vergüenza de nuestro país: hacerse multimillonario a costa de la desgracia ajena y de la muerte de miles de pacientes que tienen que esperar hasta tres años por una operación... que nunca llega. Morir esperando... qué vergüenza y qué triste para Chile.

Por Dr. Franco Lotito C. – www.aurigaservicios.cl - Académico, Escritor e Investigador (PUC-UACh)

Fuente:http://www.24horas.cl/programas/entrevistas/santiago-pavlovic-adelanta-capitulo-de-informe-especial-hospitales-publicos-morir-esperando-2779071#
Compartir en Google Plus