Con incidentes comienza descarga de residuos del Seikogen en Calbuco

Al menos cinco detenidos se registran a esta hora en el inicio de las labores de retiro de residuos industriales orgánicos provenientes del barco accidentado en octubre de 2017.

Tal como había adelantado la Intendencia Regional luego del rechazo de la admisibilidad de los recursos de protección que buscaban paralizar la descarga de residuos industriales orgánicos del wellboat Seikongen, barco accidentado en octubre de 2017 mientras trasladaba de 214,3 toneladas de salmones vivos y 67 mil litros de petróleo, hace pocos instantes comenzó el proceso de retiro de la última parte de la carga, en medio de protestas en Calbuco.

Hasta ahora se registran cinco detenidos, cifra que todo indica irá en aumento, en medio de una polémica que salió de control ante la desinformación relacionada con este tipo de residuos que son tratados diariamente y trasladados por carreteras de la región en cifras muchísimo más altas que las que se encuentran aún dentro de esta embarcación y se han transformado en noticia nacional.

Los últimos residuos del Seikongen arribaron a Calbuco en dos barcazas mientras en tierra lo aguarda un gran contingente policial y una cincuentena de vecinos que protestan intentando detener la maniobras.

“Fue el 8 de noviembre del año pasado cuando se dio inicio a la extracción de residuos sólidos y líquidos de salmones tras la autorización de parte de la Autoridad Marítima del plan presentado por empresas CPT y lo que se hizo en esta segunda etapa fue aprobar similar protocolo, ya que resultó exitoso en la anterior ocasión. En esa oportunidad, se extrajo la mitad de la carga, para destinarse al puerto de San José – Calbuco – para su descarga a través de la Yoma de Fiordo Austral y posterior tratamiento en Planta Los Glaciares en Panitao, para finalmente destinar el lodo resultante hacia Ecoprial Osorno, sin inconvenientes”, explicó el intendente Harry Jürgensen en conferencia de prensa llevada a cabo el 13 de septiembre en la Gobernación de Osorno.

La última parte y final de este proceso involucra la disposición en Ecoprial, comuna de Osorno, de 20 toneladas de lodos que entran en un solo camión, una cifra muy inferior a lo que entra diaria a dicho vertedero industrial que cuenta con autorización para recibir cada 24 horas 100 toneladas de este tipo de carga hasta totalizar al mes alrededor de 3 mil toneladas, algo totalmente desconocido por la ciudadanía que tampoco estaba informada de que en el mes de noviembre ya habían llegado a este lugar de la comuna 80 toneladas de residuos del Seikongen, cuatro veces más de lo que se dispondrá en el camión de la discordia que ha generado una inédita movilización en la región capital de la salmonicultura nacional, pero que desconoce los procesos propios de esta actividad económica.

Compartir en Google Plus