¿Cuáles son los beneficios de la carne ?

Es una gran fuente de hierro y aporta vitamina B12.

Se acercan las Fiestas Patrias, una época que muchos esperan no sólo porque es la excusa perfecta para celebrar con la familia y amigos, sino que también porque disfrutan de ricas preparaciones.

Una de ellas y típica de esta fecha, son los asados. Actualmente contamos con una extensa variedad de productos, como carnes magras, de cerdo y blancas, lo importante es elegir un corte adecuado que idealmente no tenga mucha grasa, como lomo liso, solomillo, tapapecho o asiento.

Jessica Liberona, nutricionista e integrante del equipo de Obesidad y Diabetes de Clínica Universidad de los Andes, señala que “la carne es un alimento ideal para quienes realizan actividad física, ya que contribuye al bienestar de los músculos. Además, es una gran fuente de hierro, componente primordial porque favorece funciones esenciales del organismo”.

“Además contiene aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita, ya que entre sus propiedades ayudan a minerales y vitaminas a cumplir su función correctamente, también entregan energía en el tejido muscular y forman parte de las proteínas que requerimos”, enfatiza Jessica Liberona.

Complementariamente, la carne tiene un alto porcentaje de proteínas que son vitales, ya que facilita la formación de células en el cuerpo y ayuda también en su proceso regenerativo. Sin embargo, es importante ser conscientes de que se debe llevar a cabo una ingesta responsable. “Es recomendable que el consumo de carnes rojas sea entre dos a tres veces por semana. Lo ideal es elegir carnes bajas en grasas. Otras alternativas saludables y ricas son el pollo e, incluso, los pescados, que son alimentos con bajo aporte de grasa. Para la celebración de Fiestas Patrias, es importante moderar la ingesta de carnes con mayor contenido calórico, y preferir ensaladas de hoja verde, reemplazándolas idealmente por choclo, habas, papas o arroz”, enfatiza Jessica Liberona.

Por otro lado, la especialista recomienda evitar los embutidos, ya que además de tener un porcentaje considerable de grasas saturadas, también se caracterizan por su alto aporte en sodio. “Una alta ingesta de alimentos con estas características eleva los niveles de colesterol, produciendo incluso enfermedades cardiovasculares. Por lo tanto, es fundamental tener una alimentación equilibrada y priorizar productos con menos grasas, que pueden ser igual de sabrosos”, concluye Jessica Liberona.

Fuente: Catalina Andrea Rodriguez Homan

Compartir en Google Plus