Manuka concluye con éxito campaña de donación de terneros en el sur de Chile

La empresa chilena de capitales neozelandeses entregó más de 1.200 bovinos machos a pequeños agricultores dedicados a la crianza y engorda de estos animales.

La productora chilena de leche Manuka donó más de 1.200 terneros machos a pequeños agricultores dedicados a la crianza y engorda de bovinos de las regiones de Los Lagos y Los Ríos. La iniciativa, que partió la segunda quincena de septiembre, se realiza por quinto año consecutivo y se enmarca en el Plan de Crianza de Terneros Machos de Lechería que la compañía de capitales neozelandeses está llevando a cabo desde 2014 en el sur del país.

Este año, las donaciones comenzaron en Paillaco, con 400 terneros entregados a las cooperativas Newen as Mapu y Asmapu Itropulli, y continuaron en la Red de la Leche y la Carne y Purranque. Recientemente la empresa también abasteció de ganado a habitantes de San Juan de la Costa y Curaco de Vélez.

Los terneros se entregan en óptimas condiciones de salud a agricultores que tengan las capacidades y recursos necesarios para llevar a cabo la crianza de estos animales, lo que ha permitido sustentar el plan y beneficiar económicamente a cientos de familias.

Este es el caso de las comunidades de San Juan de la Costa, quienes han sido beneficiarios en esta oportunidad y quienes además han sabido cuidar muy bien el ganado y han preparado con anticipación las pasturas para poder mantenerlos debidamente durante su etapa de crecimiento. “Estamos muy agradecidos de esta donación, ya que se traduce en la posibilidad de contar con un emprendimiento para las familias, lo que ha mejorado ostensiblemente la calidad de vida de la gente”, según explicó Silvia Cañulef, Concejal por esta comuna.

Para Aniriam Manríquez, gerente de Personas de Manuka, el éxito de la iniciativa, que se enmarca en las políticas de Responsabilidad Social Empresarial de la compañía, se debe al compromiso y esfuerzo conjunto que tanto Manuka como las comunidades locales han concretado durante años de arduo trabajo.

“El esfuerzo realizado ha rendido frutos y por eso hemos podido concretar estas donaciones ininterrumpidamente desde 2014. Sabemos la importancia que estos animales tienen para la economía familiar y por ello estamos orgullosos de poder aportar con un grano de arena para mejorar la calidad de vida de tantas comunidades del sur de Chile, uno de los principales objetivos que Manuka se propuso concretar desde su creación, en 2005”, explica la ejecutiva.

Jaime Altamirano, presidente del directorio de la Red de la Leche y la Carne, entidad con la que Manuka trabaja desde hace cuatro años en la iniciativa, considera que la campaña ha ido mejorando cada vez más y otorgando un sinnúmero de beneficios a los pequeños agricultores del sector. “Hemos ido de menos a más, mejorando muchos aspectos, tanto de los terneros como de quienes los reciben. Ahora solo queda desarrollar una segunda etapa, que es el seguimiento de los animales para saber el fin que le dan los agricultores. Nuestra idea como gremio es que estos terneros puedan generar ingresos familiares, y creo que vamos muy bien encaminados”, sostiene.

En su primer año de implementación, el Plan de Crianza de Terneros Machos de Lechería de Manuka entregó a las comunidades mil terneros y en 2015 otros 600. En 2016, se entregaron alrededor de 1.000 ejemplares, mientras que en 2017 la cifra llegó a 1.500, lo que ha favorecido a cientos de familias campesinas chilenas.

Fuente: Karin Hernandez