Cruel matanza de terneros en Manuka termina con absolución de imputado

A casi cinco años de la exposición de lo que ocurría al interior de la compañía productora emplazada en los terrenos de la ex Hacienda Rupanco, el juicio para dar con las responsabilidades de matar a terneros con golpes de martillo, inyecciones de aceite quemado y aire, como también dejarlos de morir de hambre, quedó en nada. 

Es hora de los análisis y el diputado Fidel Espinoza adelantó hace algunos meses el contexto en que estos se darán: “Manuka 2018 se puso contra Manuka 2014 y en una de sus dos versiones está mintiendo para encubrir a alguien o a varios. La opinión pública la juzgará llegado el momento”.

En 2014, un sentido gerente general de Manuka Juan Carlos Petersen Wiedmer, declaraba ante las cámaras de televisión que dos funcionarios de alto rango de la compañía eran responsables de la matanza de terneros machos de lechería registradas al interior de su compañía, razón por la cual los había desvinculado. Ambos salieron raudamente de Chile y la fiscal del caso, Leyla Chahín, comenzó a referirse a estos como “prófugos”. Sacó su atención de la empresa y se enfocó en estos.

Cuatro años más tarde, justo antes del inicio del juicio, el nuevo gerente general de la empresa, Cristián Swett Plá recontrató a uno de los sindicados como responsables: Gonzalo García, como gerente de Producción de Área Seca –hasta 2014 era jefe de la misma área-. Negó tener las pruebas que su antecesor dijo tener cuatro años antes y respecto del otro responsable avalado por videos como prueba, el neozelandés Zachary Ward, no se pronunció, aún cuando es público que ocupa el cargo de gerente general en Grasslands, una compañía igual a Manuka con asiento en Nueva Zelanda y Estados Unidos, que comparte buena parte de los mismos accionistas y directores.

El diputado Fidel Espinoza, denunciante de la causa, montó en cólera. Dijo que “Manuka 2018 se puso contra Manuka 2014 y en una de sus dos versiones está mintiendo para encubrir a alguien o a varios. La opinión pública la juzgará llegado el momento”. La masiva reacción en redes sociales, mostraba el masivo interés porque hubiera una condena contra alguien, pero esta no llegó: el Tribunal Oral en lo Penal dictaminó de manera unánime la absolución de todos los cargos que el Ministerio Público levantó contra Gonzalo García, quien durante el juicio hizo uso de su derecho a guardar silencio. Su abogado, Rodrigo Tejos, celebró la decisión, señalando que nunca tuvo dudas que su defendido no tenía nada que ver con los hechos.

La fiscal Leyla Chahín estudia pedir la nulidad del juicio, porque desde su perspectiva, los testimonios como el del ex gerente general Juan Carlos Petersen, quien ratificó la existencia de un sumario que arrojó a Ward y García como responsables, junto a varios otros, eran suficientes. Durante el juicio, quedó claro que a los terneros se les dio muerte con golpes de martillo, inyecciones de aceite quemado y aire y también se les dejó morir de hambre. Se exhibieron videos inéditos y, al final, lo claro es que ocurrió en Manuka, había funcionarios de Manuka, pero el juicio terminó sin condena.

Las horas que vienen serán seguramente de análisis respecto de este cierre de caso sin culpables. También, será el momento en que el diputado Fidel Espinoza volverá a la carga para que el presidente de Grasslands, Mark Townshend, quien además es presidente del Comité de Producción de Manuka, colabore para traer a Chile a quien ejerce como gerente general de su empresa en Nueva Zelanda: el prófugo Zachary Ward.

Fuente: Editores PL