¿Parlamentarios o... simples sinvergüenzas?

El día martes 4 de diciembre, el programa INFORME ESPECIAL de Televisión Nacional ha puesto en evidencia que nuestros parlamentarios pueden ser aún peores que los delincuentes que se dedican a robar en las calles, tiendas y hogares de los ciudadanos chilenos. La única diferencia estaría en que los diputados y senadores lo hacen escudados bajo el "traje de parlamentarios" de cuello y corbata, nadie los puede fiscalizar y menos aún meterlos en la cárcel.

El periodista Fernando Villegas les tiene un nombre ad hoc a estos sujetos: los llama los "cafiches del Estado". También los llaman los "nuevos chulos" y/o "nuevos proxenetas": viven, disfrutan, gozan -y viajan- a expensas y a costa de los demás.

Tenemos a cinco diputados -los llamados "luchadores de la libertad" y los "defensores del sueldo mínimo"- transformados en los "campeones" de los viajes al extranjero, donde no se escapa ningún país -ni siquiera las cálidas y espléndidas playas de Aruba, la Riviera Maya o Cancún- recibiendo millonarios montos de dinero en viáticos (superiores incluso a los establecidos por ley), además de sus aberrantes "obesidades parlamentarias" (entiéndase "dietas parlamentarias").

Entre los cinco "honorables" -dejando sólo un poco más atrás a los otros diputados viajeros- contabilizan alrededor de 215 viajes al extranjero. Sí, usted leyó bien: 215 viajes al extranjero entre cinco (des)honorables: Japón, China, Francia, Italia, España, Israel, Palestina, Inglaterra, Singapur, Finlandia, Brasil, Colombia, Argentina y... etc., etc., etc., etc., no se les escapa ningún país. Ni uno solo.

Los "súper viajeros" (¿o los súper sinvergüenzas?) de acuerdo con INFORME ESPECIAL de TVN, son:

Fernando Meza, Partido Radical, ha hecho 47 viajes sólo en los últimos cuatro años, pasando, nada menos, que 150 días paseando en el extranjero, recibió más de $44.000.000 sólo en viáticos, es decir, todo lo que ganan 10 personas trabajando durante 15 meses seguidos al sueldo mínimo.

Issa Kort, Unión Demócrata Independiente, 30 viajes al extranjero, ha recorrido la friolera de 388.000 Kms. en viajes (viajes equivalentes de la Tierra a la Luna y de vuelta a la Tierra), con más de $20.000.000 en viáticos. Fue tan cobarde, que ni siquiera tuvo el valor de enfrentar al periodista.

Tucapel Jiménez, Partido por la Democracia, con 60 viajes al extranjero (37 viajes antes del 2014 y 23 viajes en el período 2014-2018), recibiendo más de $24.000.000 sólo en viáticos en estos últimos años (ni siquiera digamos la cifra que recibió por los viajes anteriores), y gastándose en dos días el equivalente a dos sueldos mínimos, es decir, un verdadero "demócrata" que lucha contra todo el mundo por mejorar el sueldo mínimo de los trabajadores (y que vive a costa de ellos).

Fidel Espinoza, Partido Socialista, otro parlamentario que acusa a todos los demás de ser "deshonestos, mentirosos, ladrones y aprovechadores", con 23 viajes al extranjero, 75 días viajando por el mundo entero en semanas distritales y a costa del Estado (cuando debería estar con quienes votaron por él y resolver los problemas de la gente), recibiendo la pequeñez de $23.000.000 en viáticos. Un sujeto que despotrica contra todos por... lo bajo del sueldo mínimo, imitando, eso sí, a los ricachones, a quienes acusa de "insensibles" y de "capitalistas" con sus viajes a todo lujo.

Pablo Lorenzini, Partido Demócrata Cristiano, con 57 viajes al extranjero antes de 2014 y otros 21 viajes en los últimos 4 años, generalmente con destino a Francia (¡pobre parlamentario: no le alcanzó para viajar un "poco" más!), pero dice que fiscalizará hasta la muerte a todos aquellos que no paguen sus impuestos, no importa que sea sólo un loly de $200 o el chupete de la guagua.

Esos son algunos de nuestros (des)honorables "representantes", a los cuales no se les puede fiscalizar, porque ellos son sus propios fiscalizadores y pertenecen -varios de ellos- nada menos que a la Comisión de Ética y Transparencia. ¡Qué tal! (Los gatos de campo rapaces encerrados solitos en una carnicería).

Para qué decir, que todos ellos se negaron a que una comisión externa los fiscalizara. Peor aún, Maya Fernández, la presidenta de la Cámara de Diputados hizo callar a uno de los diputados que quiso "transparentar" el abuso y el ladronaje por parte de los parlamentarios, negando toda información a los reporteros y rehuyendo todo tipo de entrevistas: es la misma persona que aseguró que toda mujer debía denunciar ante la ley a todo varón que se atreviera a tirarle un piropo a una mujer. La pregunta entonces: ¿qué debería hacerse, cuando son los diputados y senadores los que se burlan de la ley y del pueblo de Chile defendiendo temas que pesan menos que un paquete de palomitas de maíz y que rasgan vestiduras por cosas que a nadie importan?

Más abajo, ALGUNAS DE LAS CARAS DE LA DESGRACIA Y LA VERGÜENZA EN POLÍTICA CHILENA: gritan y rasgan vestiduras por los derechos de los trabajadores, pero viven como verdaderos reyes del capitalismo y viajan -por supuesto- como príncipes árabes privilegiados a costa del dinero de los impuestos de todos los chilenos, chilenos que se sacan la cresta y se desloman día a día trabajando, mientras ellos viajan a "promocionar" Chile en las playas del extranjero y verificar si la temperatura y color de las arenas de México y Aruba se pueden replicar en nuestro país.

Por : Franco Lotito - https://www.facebook.com/franco.lotitocatino/posts/10215087951765736

Compartir en Google Plus