A-commerce, inteligencia artificial al servicio del comercio online

felipe atton
Por Felipe Atton, Country Manager de VTEX Chile.

En los últimos años hemos visto una evolución del e-commerce, que ha pasado de ser multicanal a omnicanal, de adaptativo a progresivo, de ofrecer despacho a domicilio a retiro en tienda; acomodándose así a los tiempos y necesidades de los consumidores más exigentes.

Hoy, la tendencia está en ofrecer una experiencia integral, atendiendo a los clientes con un mismo mensaje en los distintos canales o puntos de contacto y promoviendo -por ejemplo- las mismas experiencias de compra en la versión de escritorio de la tienda y en su versión mobile, unificando las ofertas y promociones en todos los canales de venta.

Para lograrlo, las empresas están recurriendo a una estrategia cada vez más utilizada y mediante la cual, la inteligencia artificial y el big data automatizan los procesos y las experiencias de los consumidores: el llamado A-commerce. El principal objetivo de este instrumento es ejecutar acciones que agreguen valor al cliente, basadas en su comportamiento personal de compra y contacto con la marca.

¿En qué posición está Chile al respecto? Pese a ser un mercado relativamente pequeño en comparación a la región y a países como Brasil o Estados Unidos, somos uno de los territorios con mayor penetración de internet y cantidad de dispositivos móviles por persona, por lo que los usuarios están familiarizados con la tecnología. No obstante, si bien cerca del 70% de la navegación se realiza en estos aparatos, menos del 20% de las compras online se concretan en ellos.

Ante esto, los grandes retailers y las industrias en general, que ya se han dado cuenta del valor que tiene la información particular de cada cliente, están comenzando a crear modelos basados en estadística a fin de proporcionar experiencias individualizadas. Ya no es extraño encontrar bots en empresas conectados a Facebook, Twitter u otros canales de contacto que ayudan a la autoatención, por lo que cada vez estamos más cerca de que la oferta comercial, a nivel mundial, esté 100% automatizada.

En nuestro país aún queda camino por recorrer y existen desafíos que debemos sortear para conseguir este objetivo. Uno de ellos es liberar la brecha de medios de pago, pues esto mantiene aún a muchos compradores fuera del e-commerce por no tener capacidad crediticia para aprovechar ofertas en línea. Otro reto es ofrecer transacciones más rápidas y eficientes, donde el tráfico en los dispositivos móviles es el principal desafío.

La cantidad de productos y servicios que actualmente proporciona el comercio electrónico ha ido creciendo enormemente en los últimos años y lo seguirá haciendo, al igual que la cantidad de compradores. De ahí la importancia de implementar nuevas tecnologías que no solo serán útiles para el cliente, sino también un aliado fundamental para el e-commerce del futuro próximo, en el que la experiencia de cada visitante sea cada vez más personalizada y basada en su comportamiento e historial de compras.
-------------------------------------------
¿Viste esta nota?↓
¿Tecnología para equiparar la cancha?
https://www.paislobo.cl/2019/04/Andrea-Zondek.html
-------------------------------------------


Información enviada a PL por: Alejandra Clavería