La Conjura de los Necios y Viajes con Heródoto, dos imperdibles - Pulso Cultural Podcast 42

Cristián, Césa, Hugo y Claudio


Uno de los libros recomendados de este podcast es “La Conjura de los Necios” (A Confederacy of Dunces) de John Kennedy Toole, publicado en Louisiana State University Press, Estados Unidos, en 1980, por Editorial Anagrama-Compactos.

“Quizás el mejor modo de presentar esta novela” citando el ya famoso Prólogo de Walker Percy que acompaña casi todas las ediciones de La Conjura de los necios de John Kennedy Toole, sea precisamente dicho prólogo; en él se nos presenta el accidentado y curioso periplo editorial de la que a estas alturas, es no solo una novela de culto, sino un auténtico clásico de la literatura en lengua inglesa (pueden consultar el prólogo en este link: https://elmicrowave.wordpress.com/2014/12/21/la-conjura-de-los-necios-prologo/)

Argumento:

La novela narra las peripecias del memorable Ignatius Reilly: adiposo, malcriado y delirante intelectual, que obligado por una inesperada deuda materna, se ve «catapultado en la fiebre de la existencia contemporánea», embarcándose en diversos empleos y empresas de lo más disparatadas. Frenética e hilarante crítica a la sociedad moderna y a la clase media estadounidense hundida en el consumismo y la mediocridad, La conjura de los Necios es una tragicomedia ácida y una muestra fehaciente del genio abruptamente truncado de su autor.

¿Por qué leer La Conjura de los Necios?

1. Ignatius Reilly

Tal como lo señala Walker Percy en su prólogo “(…) el mayor logro de Toole es el propio Ignatius Reilly, intelectual, ideólogo, gorrón, holgazán, glotón, que debería repugnar al lector por sus gargantuescos banquetes, su retumbante desprecio y su guerra individual contra todo el mundo: Freud, los homosexuales, los heterosexuales, los protestantes y todas las abominaciones de los tiempos modernos.” Sin duda alguna, la creación de Kennedy Toole es uno de los grandes personajes de la literatura del siglo XX, como lo reseña también Oscar Vela “(Ignatius Reilly) Diseñado por su autor de manera magistral como un garabato obeso, sucio y malcriado al que le atribuye una personalidad arrolladora y delirante, es la encarnación del niño grande que el prototipo de los estadounidenses de clase media lleva en su interior”.

2. La larga fila de secundarios memorables

“Darlene la stripteaseuse de la cacatúa; Burma Jones, el quisquilloso portero negro del cabaret Noche de Alegría, regentado por la rapaz Lana Lee, quien completa sus ingresos como modelo de fotos porno; el patrullero Mancuso, el policía más incompetente de la ciudad; Myrna Minkoff, la estudiante contestataria, amiga de Ignatius; Dorian Greene, un líder de la comunidad gay; la desternillante octogenaria Miss Trixie, siempre enfurecida porque no le dan la jubilación... y tantos otros personajes inolvidables…”.

El otro libro recomendado es: “Viajes con Heródoto”, de Ryszard Kapuscinski, escritor polaco que fue corresponsal en el extranjero hasta 1981. Esta historia, difícil de definir o ubicar en género, se ubica en los años 50, cuando Kapuscinski era un aprendiz de reportero o cronista y vivía obsesionado con cruzar la frontera y viajar a Checoslovaquia, hoy la República Checa. Su sueño no se pudo cumplir, porque el diario en donde trabajaba lo envía a la India.

Son historias de esa realidad que vive en la India y que debe enfrentar, fiel a su estilo de escritura en donde el humor y la descripción descarnada son parte cotidiana de sus textos.

Así va uniendo y entrelazando historias como las del maestro Heródoto con su discípulo Kapuscinski, el mejor reportero o cronista de nuestro tiempo y un grandísimo escritor.

Leerlo es fundamental para aquellos que amen las letras y que quieran escribir historias propias o ajenas. Para los que les guste leer, se hace tan llevadero que es casi imposible abandonarlo.

-------------------------------------------
Servimaq
¿Más de Pulso Cultura?↓
https://www.paislobo.cl/search/label/Pulso%20Cultural?&max-results=8
-------------------------------------------

Fuente de la información: Hugo Medrano