Vasectomía, el anticonceptivo masculino que debes conocer

Vasectomía, el anticonceptivo masculino que debes conocer
A diferencia de lo que muchos piensan, este proceso puede llegar a revertirse con un éxito de hasta el 85%.

Cada día es más común hablar de una vida sexual responsable, donde los hombres se están haciendo cargo y optan por controlar su fertilidad de manera más segura con una vasectomía.

Esta es una intervención quirúrgica que se utiliza como método anticonceptivo masculino y consiste en cortar los conductos deferentes, que son los que llevan los espermatozoides desde los testículos hasta la próstata.

La vasectomía es de baja complejidad, de carácter ambulatorio y se puede realizar solo con anestesia local. El procedimiento es rápido, toma en promedio 30 minutos, y el paciente no necesita hospitalización.

“Este procedimiento tiene una efectividad de 99%” señala el jefe de urología de Clínica INDISA, Doctor Octavio Castillo. Sin embargo, el profesional aconseja que el paciente siga con anticonceptivos durante 3 meses post operación, y después de eso, hacer un espermiograma para certificar su efectividad.

A diferencia de lo que muchos piensan, este proceso sí puede llegar a revertirse. “La tasa de éxito para volver a unir los conductos es entre un 80 a un 85%”, explica el Droctor Castillo.

Si bien antes de 10 años, la cirugía es reversible, el especialista asegura que “aun cuando la reversión sea exitosa, los espermios disminuyen su capacidad fértil”.

-------------------------------------------
Servimaq
⚠¿Viste esta nota?⬇
Prevención: clave en la lucha contra las enfermedades cardiovasculares
https://www.paislobo.cl/2019/08/doctor-cristian-lopez.html
-------------------------------------------

Por otro lado, si la reversión no es exitosa, existe la posibilidad de extraer los espermatozoides desde el testículo o el epidídimo, para efectuar una fertilización asistida en el Centro de Medicina Reproductiva.

Desmintiendo uno de los mitos más comunes, el médico precisa que la vasectomía no afecta el desempeño sexual, lo que significa que la erección no sufre ningún cambio y el deseo sexual sigue siendo el mismo.

Por otro lado, pero no por eso menos importante, los pacientes que se hacen esta cirugía tienen que entender que es solo de carácter anticonceptivo y que no evita las enfermedades de trasmisión sexual (ETS).

Dentro de las más comunes, destacan

  • Virus del papiloma humano.
  • Herpes genital.
  • Clamidia.
  • Gonorrea.
  • Infección por VIH.
  • Sífilis.

Para estas infecciones siempre se recomienda utilizar condones, condones femeninos o barreras bucales.


Fuente de la información: Javierta Horta - Extend