Educación online: derribando mitos

Estudiando en casa
Desde 2013, la educación online ha experimentado un considerable crecimiento en Chile. De acuerdo a cifras del Mineduc, 35 mil estudiantes optan por esta modalidad actualmente, números que dan cuenta del avance de la cultura digital en el país.

Se trata de programas flexibles y que acaparan la atención principalmente del estudiante trabajador. No obstante, es una alternativa de formación abierta para todos los que quieren aprovechar sus beneficios, entre estos, la autogestión del tiempo gracias a la flexibilidad que estos planes de estudio otorgan.

José Antonio Álvarez de Toledo, vicerrector académico de AIEP, nos explica cuáles son los principales mitos que erróneamente giran en torno a la que está llamada a ser la educación del futuro.

1-No aprenderé lo mismo

¡Falso! La evidencia actual demuestra que la efectividad de esta modalidad es similar a la de un curso presencial y que permite estudiar en profundidad aquellas materias, las veces y con la intensidad que sea necesario.

2-El título no tiene el mismo peso

¡Falso! Los títulos que son emitidos por las instituciones que ofrecen las carreras online tienen la misma validez que los presenciales. La exigencia académica es la misma y el estudiante debe cumplir con todas las evaluaciones requeridas. La CNA supervisa exhaustivamente la nueva oferta de las entidades educacionales en este aspecto.

3-Hay pocas carreras disponibles

¡Falso! Cada vez se suman más y surgen otras nuevas enfocadas en los desafíos profesionales del siglo XXI, dominado por la era digital. Algunas de ellas son Contabilidad General, Administración Pública, Técnico Jurídico, Técnico en Automatización y Control Industrial, y Técnico en Marketing Digital, entre muchas otras.

4-No tendré compañeros

¡Falso! Muy por el contrario, en este sistema existen muchas interacciones con el resto del curso. En la modalidad online se realizan trabajos grupales y se cuenta con todas las herramientas apropiadas para lograr la comunicación. Además, existen “foros de discusión” que permitirán intercambiar opiniones y conocimientos con los docentes y el resto de los estudiantes.

5-Estudiar online es solo una moda

¡Falso! Cada vez más personas prefieren esta modalidad, ya que permite aprender desde cualquier lugar y al ritmo del estudiante, que autogestiona su tiempo. La flexibilidad horaria permite trabajar y estudiar, ventajas que han aumentado este tipo de matrículas en un 266% desde 2013, de acuerdo al Ministerio de Educación.

Fuente de la información: Natalia Ibáñez - Grupo Strategika