Los costos: Un tema no sólo empresarial

Los costos: Un tema no sólo empresarial
Por Ricardo Vega Bois y Glenda Gutiérrez Vásquez, Académicos Universidad de Los Lagos.

En procesos industriales un adecuado y preciso registro de los costos de producción es gravitante para la adecuada toma de decisiones empresariales (1), sobre todo hoy, donde la internacionalización de las empresas y las ofertas cada vez más masivas de bienes hacen que los márgenes de comercialización sean cada vez más reducidos, casi tendientes a cero, apostando las empresas por colocaciones de grandes volúmenes para producir las utilidades esperadas.

Por ello cualquier error o diferencia en la determinación de los costos puede afectar la delgada línea que separa las pérdidas de las utilidades. Un control será más o menos efectivo, en la medida de su acertada determinación y aplicación.

Según Reinaldo Messías, consultor de Sebrae-SP (2), el primer paso para economizar es un control de costos eficiente: saber el volumen que comercializa el negocio mensualmente, el valor del material comercializado, dónde fue comercializado (alquiler), por quién (mano de obra) y los impuestos que se abonaron (ya sea sobre la facturación o relacionados con cada transacción), ahí ya están sentadas las bases para establecer los indicadores necesarios. Después de estas determinaciones y establecidos los parámetros de control, podemos evaluar por una parte, las posibles optimizaciones de costos, por ejemplo en base a un plan de producción se puede negociar con proveedores un plan de suministro anual, asegurando así precio, calidad y la cadena misma de suministros.

Por otra parte, el análisis de los procesos internos nos permitirá visualizar cambios o mejoras que impacten positivamente nuestra necesaria carga de costos productivos.

El mismo análisis empresarial de control de costos puede ser aplicado a las personas, es así que es posible planificar las inversiones mayores en el tiempo, cotizar y esperar el mejor momento de mercado incluso dentro de un mismo mes. Concentrar a la vez algunas compras menores, pudiendo inclusive ser al por mayor. Debemos tener en cuenta que quien nos vende, nos otorga crédito o simplemente nos provee, si bien nos brinda un servicio no nos está haciendo un favor, está comercializando bienes, servicios y dinero.

En finanzas personales basta una décima de diferencia en una tasa de interés de mediano o largo plazo, como un crédito hipotecario por ejemplo, para establecer una diferencia significativa en el costo total del servicio financiero contratado. Es así también que en créditos de consumo la Carga Anual Equivalente CAE presenta diferencias de hasta un 100% entre diferentes opciones o alternativas crediticias en la banca chilena (3), produciéndose aquello no solo por la tasa de interés cobrada, sino por los costos asociados al proceso de otorgamiento, independiente de los seguros.

El proceso de planificación financiera se divide en 4 etapas (4): Establecer objetivos por orden de prioridad; definir plazos límites para alcanzar estos objetivos; identificar metas, crear un presupuesto para cada una (abrir una cuenta de ahorro o crear nuevas fuentes de ingresos, por ejemplo); todo junto con medir y controlar decisiones financieras para no perder el control y la disciplina.

Parece difícil, pero la invitación para las personas es ser ordenados y metódicos, sin privarse de esos pequeños grandes gustos que merecemos de vez en cuando. Para las empresas claridad y control adecuado de costos, optimizando procesos, oportunidades y negociaciones.

Se puede visualizar entonces que los costos en todo ámbito, tanto personal como empresarial, tienen una importancia real y significativa pues estos determinan el gasto o inversión final de bienes y servicios de las personas o de los elementos constitutivos del costo de los productos o servicios de las empresas.

(1) Vega, R. (2019). Conceptos Básicos de Costos de Producción. España: EAE.
(2) Obtenido desde https://destinonegocio.com/cl/economia-cl/control-de-costos-como-reducir-los-gastos-de-tu-empresa/
(3) Sondeo realizado por Centro de Economía Aplicada de la Universidad San Sebastián, reveló importantes diferencias entre los créditos de consumo que ofrecen 11 instituciones bancarias en sus campañas de marzo (2015).
(4) Obtenido desde https://www.conletragrande.cl/guia-de-finanzas-personales-como-ordenar-mis-gastos-y-ahorrar-mas-pilar



Fuente de la información: Guido Asensio - Universidad de Los Lagos