Voluntarios, una ola de solidaridad

Alejandra Fuenzalida
Por Alejandra Fuenzalida, Directora Ejecutiva de United Way Chile.

El voluntariado es un comportamiento social, un espacio que involucra a los ciudadanos en sus comunidades y desarrollar un papel más participativo, permitiendo que ellos puedan transformar y mejorar la sociedad. En Chile, el 36% de las personas ha realizado alguna actividad de voluntariado en los últimos 12 meses, según datos entregados por la última encuesta nacional de voluntariado y solidaridad de Cadem y Fundación Trascender (2018).

Si bien la participación en los distintos proyectos de voluntariado ha aumentado, aún no es suficiente, y hay que destacar que en nuestro país sólo el 8% de las personas que realiza estas actividades lo hace a través de la empresa donde trabaja, por lo que resulta esencial contar con un mayor número de instancias que permitan el desarrollo de los voluntariados. Pero ¿Cómo avanzamos?

La sociedad debe adquirir un mayor compromiso con los problemas presentes en su entorno. En Chile, un 56% de los trabajadores dice que realizaría alguna actividad de voluntariado si su empresa se lo permitiera, lo que significa que aún existe falta de compromiso y de oportunidades por parte de las empresas para facilitar a sus colaboradores vivir la experiencia del voluntariado.

¿Por qué resulta importante que exista la instancia de aportar voluntariamente a través de una causa social? Porque mediante los voluntariados se obtiene una mayor inclusión y la posibilidad de acceder a mejores oportunidades para quienes no las tienen desde su núcleo familiar. Además, estas actividades solidarias ayudan a construir un país más fuerte y unido.

Chile se ha caracterizado siempre por ser un país solidario frente a cualquier adversidad, y somos un ejemplo mundial cuando nos enfrentamos a hechos puntuales como desastres naturales o iniciativas como la Teletón. Las personas están asumiendo paulatinamente una mayor responsabilidad social, sin embargo creemos que es esencial aumentar el compromiso y para ello, aún queda mucho por hacer.

Necesitamos ver a este país solidario más comprometido con la sociedad, y para eso debemos ser una ola de solidaridad que llegue a todos los rincones de Chile, dando un poco de cada uno, con el fin de lograr un país de más oportunidades, más unido y fuerte.



Fuente de la información: Florencia Moya - e-press