Trabajadores de Essal denuncian nula disposición de la empresa

Trabajadores de Essal denuncian nula disposición de la empresa
El próximo 31 de diciembre vence el actual contrato colectivo, y hasta ahora no han tenido avances en las negociaciones.

Tras cuatro jornadas de mesa negociadora, y viendo que no existe ninguna disposición por parte de Essal para mejorar las condiciones laborales, los trabajadores de la empresa decidieron salir este jueves 12 a las calles a manifestar su molestia con la postura de la gerencia.

Las protestas, que se desarrollaron en todas las oficinas de la compañía y que se concentraron principalmente en las afueras del Hotel Manquehue de Puerto Montt, en cuyo interior los directivos de los sindicatos negociaban con los representantes de Essal, se enmarcan en el proceso de negociación colectiva que por ley corresponde ejecutar este año, con el fin de comenzar el 2020 con un nuevo contrato.

Según explicó José Pacheco, vocero de los sindicatos, “la empresa se ha negado a cualquier posibilidad de mejora en las condiciones de los trabajadores, manteniendo una actitud totalmente distante con nuestra postura y preocupándose sólo de hacer lobby para no perder la concesión”.

Pacheco sostuvo que “los trabajadores de Essal hacemos sintonía con todos los trabajadores del país. Estamos cansados de las jornadas extenuantes, de los salarios bajos, de la tremenda discriminación interna que hay, donde los ejecutivos tienen sueldos 50 veces mayores del que tienen los operadores”.

El dirigente sindical fue enfático en recalcar que “ahora, cuando está en riesgo perder la concesión, pusieron en la mesa un plan de inversión, pero que, al parecer, no contempla mejorar las condiciones de los trabajadores”.

Por su parte, el abogado asesor de los sindicatos, Mauricio Barría, aseguró que por disposición del Código del Trabajo, los empleados de Essal no pueden ejercer el derecho a huelga, “sin embargo, ello no nos impide manifestarnos”, agregando que “hoy los trabajadores están expresando su malestar por una situación de inequidad que se está dando en el tiempo”.

El profesional advirtió que, de no ser viable un acuerdo entre las partes al 31 de diciembre de este año, deberán optar por el arbitraje, “lo que significa que la Inspección del Trabajo interviene y a su vez se nombran árbitros quienes deciden por una u otra opción, ya sea la propuesta de la empresa o del sindicato”.

Cabe destacar que, tras finalizar la quinta mesa de negociación, la empresa cedió ante las peticiones de los trabajadores, y accedió a revisar algunos puntos que, hasta ahora, habían sido rechazados.

Fuente de la información: Sindicatos Essal