Tras hablar de Chile : Presidente Fernández debuta con "karma instantáneo" en Argentina

Después de señalar que le preocupaban la situación de los derechos humanos en Chile y Brasil en el marco de protestas, la policía argentina procedió a repeler con balines a manifestantes de la ciudad de la Mendoza en graves incidentes registrados esta tarde en el país transandino.

Como dice el viejo adagio popular: “para hablar y comer pescado, hay que tener mucho cuidado”. Eso es algo que deberán escribir 100 veces en la pizarra los presidentes latinoamericanos que han apuntado a sus pares por violaciones a los derechos humanos. La última víctima del karma fue el recién asumido presidente argentino, Alberto Fernández, cuyo gobierno reprimió hoy con mucha fuerza una movilización en Mendoza. Ayer, Alberto Fernández comparó la crisis en Chile con la situación en Venezuela y afirmó que “Piñera metió presas a 2.500 personas y nadie dijo nada”.

Hoy, en Mendoza, Fernández vivió su primera protesta como presidente. Durante esta, la policía argentina hizo uso intensivo de gases lacrimógenos y de perdigones de goma, los mismos que han estado en tela de juicio en Chile y ahora se espera que la propia administración transandina solicite peritajes para comprobar la composición de las municiones.

El conflicto se desencadenó tras aprobarse una nueva ley minera en esa provincia para habilitar el uso de sustancias tóxicas para la megaminería, lo que desencadenó que distintas organizaciones sociales convocaron a cacerolazos, protestas y masivas marchas que fueron dispersadas por la policía utilizando balines de goma en contra de los manifestantes.

Al atardecer ya eran 45 los detenidos en la primera jornada de marchas. Así, de mantenerse la proporción, en 60 días se superarán los 2500 “apresados por Piñera”, hecho denunciado con vehemencia por el propio Fernández. Karma instantáneo le llaman...

Fuente de la información:
https://www.elsol.com.ar/ley-7722-convocaron-a-un-cacerolazo-en-el-km-0