Maduro se abre a privatizar las petroleras para reactivar economía venezolana

Maduro se abre a privatizar las petroleras para reactivar economía venezolana
El dólar se ha transformado en la nueva moneda del país y más señales de apertura económica aparecen sorpresivamente en el horizonte bolivariano, al punto que los empresarios anuncian “un resurgimiento de la economía influenciada por las fuerzas del mercado”.

Décadas de monopolio estatal sobre los recursos petroleros llegarían a su fin en Venezuela. Así quedó de manifiesto tras el anuncio realizado por el medio Bloomberg respecto de que el gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, analiza seriamente esta opción para reactivar su economía tras siete años consecutivos de retroceso.

Esta es una señal más de cambio luego de que el gobierno bolivariano modificara elementos clave de la que durante años fue una política económica estatista que establecía férreos controles sobre la actividad económica.

Entre otras acciones, Maduro derogó el control de cambios, que perseguía las operaciones con moneda extranjera en el país, y dejó de aplicar el control de precios, que en el pasado llevó a cierres y multas para los negocios que no respetaban la escala tarifaria fijada por las autoridades, explicó la BBC.



A tanto llegan las nuevas señales que en círculos de partidarios de la oposición se habla sarcásticamente del nuevo "Maduro liberal", y un abogado que asesora a varias empresas del país y a dirigentes opositores le dijo a BBC Mundo:
"No logramos cambiar el gobierno, pero logramos que el gobierno cambiara".

Respecto del petróleo, la principal riqueza de la nación, la idea de Maduro según relata Bloomberg es permitir a las empresas hacerse cargo de las propiedades petroleras controladas por el Gobierno y reestructurar parte de la deuda de la compañía estatal, Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

Aún existe desacuerdo respecto a la manera en cómo financiar las operaciones y otro obstáculo es que las sanciones de Washington a Venezuela prohíben que cualquier empresa estadounidense haga negocios con el Gobierno de Maduro sin una licencia.

Pdvsa, según Bloomberg, tiene una producción actual de 700.000 barriles de crudo diarios. La cifra es inferior a la que llegó a tener para 2008 de 3,2 millones de barriles por día.

En los últimos seis años el PIB real de Venezuela cayó en un 66%, una debacle equiparable a la sufrida por países en guerra y la mayor crisis en la historia contemporánea de América Latina, reflejada en una migración de casi 4 millones de personas, 400 mil de las cuales viven hoy en Chile.

Moneda dólar y reactivación

Hoy, las transacciones en Venezuela se realizan en más de un 50% en dólares –la moneda del país enemigo que impone sanciones- y la generalización de la divisa estadounidense coincide con una inesperada sensación de bonanza reflejada en un entusiasta discurso de Maduro anunciando hace dos días más crecimiento económico y el levantamiento a partir de Venezuela de un modelo alternativo al “capitalismo salvaje”.

En un reciente comunicado, Fedecámaras, la asociación de empresarios más importante del país, dijo que espera que en 2020 se vea
"un resurgimiento de la economía influenciada por las fuerzas del mercado".

Pero aún existe escepticismo respecto de lo que viene para Venezuela. Economistas señalan que la expansión de los negocios de importación, favorecida por una suspensión de aranceles aprobada por el Gobierno, responde a motivos que muchos economistas consideran en realidad perjudiciales a la larga para el saneamiento de la economía.
"En Venezuela se ha perdido toda capacidad de producir a precios competitivos por la falta de movilidad laboral, la inflación y los gastos fiscales y de otro tipo que sufren las empresas, por lo que se ha llegado a un punto en el que resulta más rentable importar", indicó a BBC Tamara Herrera, directora de la consultora Síntesis Financiera.

En el mismo sentido, el hecho de que exista una economía que en un 53% realiza transacciones en dólares y otro en bolívares, puede llegar a generar dos realidades muy distintas entre la población que vive en la economía dolarizada y la que se encuentra en la economía de bolívares.

Fuente de la información: Editores PL