Remodelan casona de ex Hacienda Rupanco

Manuka remodela casona de ex Hacienda Rupanco y reinaugura moderno inmueble en los campos del sur de Chile

Tras 56 días de trabajos de remodelación, la empresa de producción de leche más grande del país, Manuka, reinauguró recientemente su gran casona de oficinas de más de 100 años de antigüedad, ubicada en la ex Hacienda Rupanco, actual Hacienda Coihueco.

La labor fue desarrollada por los destacados arquitectos Álvaro Gatica y Marcela Fernández, mientras que la decoración estuvo a cargo de la reconocida artista visual valdiviana Camila Brito, quien ha centrado su trabajo en el diseño de interiores, confección de artículos textiles y restauración de muebles antiguos.

La casona de estilo colonial, de 310 metros cuadrados, alberga actualmente las oficinas de las áreas de Producción, Operaciones, Administración y Gerencial General de Manuka, y fue construida entre los años 1906 y 1910 por un grupo de chilotes. En aquella época, el edificio pertenecía a la Sociedad Agrícola Ñuble y Rupanco, orientada a la producción agrícola y ganadera, y era habitado por el administrador de ésta, José Román Núñez y su esposa Manuela Carrillo Sáez.



Más tarde, a fines de la década del ´60, la Hacienda es expropiada pasando a una administración comunitaria de campesinado, es decir, una cooperativa, la cual funcionó por siete años. Posteriormente, el predio pasó a ser propiedad el Estado y dos años después, dada sus dimensiones e inmensos potenciales, se volvió a privatizar mediante licitación internacional y fue adquirido por un grupo de inversionistas saudí-árabes.

Décadas después, a comienzos de 1997, los predios fueron adquiridos por Cabildo S.A., grupo de inversionistas chilenos vinculados a negocios del ámbito bancario, asegurador, inmobiliario y agrícola. Finalmente, en 2008 Inmobiliaria Cabildo vende la Hacienda a un grupo de importantes empresarios lecheros neozelandeses, quienes fundan Manuka.

Aniriam Manríquez, gerente de Personas de la compañía, comenta que
“esta casona ha tenido varios cambios en el transcurso del tiempo y siempre ha existido la fusión entre chilenos y algún extranjero que se encanta con el entorno y potencialidad de la zona, tal como ocurrió con nuestros directores. Hoy, después de casi dos meses de trabajo, podemos decir con orgullo que tenemos un nuevo inicio para la administración de nuestra gran empresa”.
La ejecutiva agrega que la remodelación del inmueble también cambió la forma de trabajar al interior de la organización.
“Antes, en la casona existían oficinas individuales y espacios grupales. Hoy, el concepto es de open space donde no hay puestos asignados, sino que es una planta libre y abierta que incorpora algunas salas de reuniones para discutir temas confidenciales. Todo esto, con el fin de mejorar la comunicación a nivel transversal, optimizar los espacios y romper jerarquías tradicionales, ofreciendo una mirada más actual de cómo trabajamos, lo que ha permitido implementar un cambio cultural importante en una empresa agrícola inserta en el campo, como la nuestra”.
La casona se encuentra emplazada en el kilómetro 30 de la Ruta Osorno-Puerto Octay, en la Región de Los Lagos.

Fuente de la información: Alejandra Claveria - jankelevich.com