Primer chaleco kinésico, hecho en Chile, para pacientes con problemas respiratorios

Primer chaleco kinésico, hecho en Chile, para pacientes con problemas respiratorios
Se trata de FisioSmart, el primer chaleco kinésico hecho en Chile, que ayuda a pacientes con problemas respiratorios. a seguir con su tratamiento interrumpido por COVID-19,

Creadores del chaleco inteligente FisioSmart, que remueve secreciones bronquiales por medio de la vibración, junto a la Corporación de Fibrosis Quística del Páncreas en Chile, lanzan la campaña “Mis pulmones se mueven”, que busca ayudar a que pacientes con problemas respiratorios como la Fibrosis Quística puedan realizar terapias desde sus hogares, evitando la exposición a contagiados de coronavirus.

En Chile, el 70% de las consultas pediátricas son por problemas respiratorios. Y el riesgo de complicaciones al contraer COVID-19 aumenta en personas que padecen este tipo de enfermedades como la Fibrosis Quística (FQ) -que produce secreciones en los pulmones generando daño, infecciones recurrentes y dificultades para respirar- por lo que resulta fundamental adaptar al máximo los procedimientos para que puedan realizarse desde casa.

Es por eso que los emprendedores de FisioSmart, junto a la Corporación de Fibrosis Quística del Páncreas en Chile, decidieron actuar rápido y crearon la iniciativa “Mis pulmones se mueven”, que busca ayudar a que pacientes crónicos de FQ puedan realizar terapias por medio del chaleco vibratorio, que induce a la remoción de secreciones actuando sobre estas para que puedan ser removidas fácilmente al toser, como terapia alternativa y/o complementaria al tratamiento con un kinesiólogo. Todo esto desde sus hogares evitando su exposición al coronavirus.


“Esta campaña nace en torno al problema de pacientes con FQ que asisten a diario a los centros de atención para realizar sus tratamientos, y que hoy no pueden hacerlo por el riesgo a contagio de Covit 19, que para ellos podría ser fatal. La idea es recaudar fondos para fabricar chalecos kinésicos y así las personas con patología crónica puedan cumplir con sus terapias en casa”, cuenta el emprendedor de IncubatecUFRO y socio fundador de FisioSmart, José Luis Portiño.
Según un estudio realizado por el Ministerio de Salud, la Fibrosis Quística es la enfermedad genética letal más frecuente en la raza caucásica. En nuestro país -de acuerdo con la mezcla racial existente y los estudios de las mutaciones- se estima una incidencia aproximada de 40-50 casos nuevos anuales por 1/6.000 a 1/8.000 recién nacidos (1 de cada 32 personas sanas serían portadoras).

En estos casos el enfoque del manejo respiratorio es crucial para mejorar el pronóstico del paciente, tarea que cumple el chaleco kinésico FisioSmart, como alternativa para niños de entre 2 a 6 años. Se trata de un mecanismo que a través de vibraciones focalizadas, remueve secreciones que se alojan en el pulmón producto de la enfermedad.

El dispositivo cuenta con una red de motores programados específicamente para tratar los 5 lóbulos de los pulmones: El accionamiento de los motores se realiza por medio de una caja que contiene un circuito y baterías de larga duración y de fácil traslado. A demás, funciona a través de una aplicación móvil, que permite regular distintas frecuencias y modos de vibración dependiendo del diagnóstico del paciente.

Portiño, titulado de Ingeniería Civil Industrial de la Universidad de la Frontera, indica que el objetivo de la campaña que se realizará hasta fines de mayo es llegar a la fabricación de 50 chalecos, para lo cual es necesario recaudar $50 millones, “para nosotros es muy importante cumplir esta meta, ya que el proyecto desde un inicio se pensó con un fin social y hoy en día es cuando más se necesita”. 

Las donaciones se pueden realizar a través del sitio web https://fisiosmartchile.com/campaña-chaleco-kinesico.

IncubatecUFRO

La incubadora de negocios IncubatecUFRO nace en la Región de la Araucanía, en 2001, como plataforma de la Universidad de La Frontera (UFRO), con el apoyo de CORFO. Su objetivo es apoyar emprendimientos innovadores de base científica- tecnológica, que se constituyan en palanca de movilización social y económica y aporten al desarrollo y competitividad de la región y del país.

Ha sido reconocida por CORFO como la mejor incubadora de negocios de Chile durante los años 2013, 2015 y 2017, convirtiéndose en la plataforma de servicios líder para la dinamización y aceleración de emprendimientos y en asesoría a proyectos de I+D.

Solo en 2018, sus incubados generaron ventas por $10.300 millones. En la actualidad, son más de 90 las empresas asesoradas por IncubatecUFRO, con operaciones entre Santiago y Chiloé.


Fuente de la información: Jocelyn Betancourt