Asociación de Agricultores realizan donación en la provincia de Llanquihue

Monseñor Fernando Ramos
En el marco de la campaña "Nadie se salva solo", destinada a la compra de cajas de alimentos a los más necesitados.

A través de una video conferencia y con la presencia del Arzobispo de Puerto Montt, Monseñor Fernando Ramos y el Vicario General, P. Daniel Acuña, el presidente de Agrollanquihue, Eduardo Schwerter junto al gerente del gremio Rodrigo Mardones, realizaron la entrega de la donación recolectada entre sus agricultores socios de la zona para la compra de cajas de alimentos en el marco de la campaña “Nadie se salva solo”.

La finalidad de la cruzada realizada por Agrollanquihue fue entregar una donación que permita la compra de alimentos y productos de higiene, en canastas destinadas a las personas más vulnerables de nuestra zona, priorizando a los adultos mayores de escasos recursos, y a las familias de padres jefes o jefas de hogar que han perdido su empleo, entre otros.

El arzobispo de Puerto Montt, Monseñor Fernando Ramos explicó que la Iglesia ha querido ayudar a quienes más lo necesitan mediante la entrega de cajas solidarias con productos de primera necesidad.
“Hay muchas familias que requieren ayuda, por lo que agradecemos a quienes han contribuido para hacer que esto sea una realidad. Apreciamos mucho la cooperación de los agricultores de nuestra región la cual nos da un mayor impulso para seguir en nuestra campaña y así poder llegar a una mayor cantidad de familias posible”, aseveró el arzobispo.

En tanto, el Vicario General del Arzobispado de Puerto Montt, P. Daniel Acuña destacó la importante donación realizada por Agrollanquihue, asegurando que es
“Una muestra concreta de la solidaridad que siempre han demostrado los agricultores del sur de Chile con aquellas personas que hoy menos tienen, llevando no sólo alimentos a sus hogares, sino que además tranquilidad y esperanza. Estamos muy contentos de recibir esta donación que los agricultores nos han entregado tan generosamente”, afirmó.
Por su parte, el presidente del gremio agrícola, Eduardo Schwerter explicó que los agricultores siguen trabajando para que no falte el alimento en nuestra región.
“La agricultura no para y en tiempos difíciles como los que estamos viviendo seguiremos trabajando arduamente para proveer de los alimentos esenciales a nuestra comunidad”.
La campaña “Nadie se salva solo”, emprendida por el Arzobispado de Puerto Montt, mantiene su desarrollo. Los catastros de personas o familias que necesiten de ayuda están siendo canalizados por laicos encargados en cada parroquia, quienes, según lo indicado por los lideres de la Arquidiócesis, conocen bien a sus vecinos y a la comunidad que hoy requiere de ayuda.



Comunicado de Prensa / Fuente: Cecilia Fernández / Agrollanquihue