Saesa hace un llamado al uso eficiente de la energía en tiempos de pandemia

Saesa
Una buena utilización de los artefactos eléctricos y pequeños cambios al interior de las casas, son parte de los consejos que entrega la empresa.

Agosto 2020.- La compañía Saesa al igual que la población a nivel nacional y mundial ha sido testigo y protagonista del cambio de vida que ha presentado el país y el mundo desde que comenzó la pandemia generada por el Covid-19. Desde ese momento y hasta la fecha, todo se alteró. Las personas tuvieron que cambiar la manera de relacionarse, de saludar e incluso de trabajar. El teletrabajo comenzó a tomar cada vez más fuerza con la finalidad de evitar aglomeraciones y descongestionar ciudades y así ocurrió con colegios y universidades, solo por nombrar algunas.

En este sentido, el cambio más grande que han asumido los seres humanos fue volver a realizar todas las tareas cotidianas desde la casa. Muchos debieron adecuar sus comedores, living o piezas como pequeños escritorios, salas de reuniones, de clases e incluso de otras actividades recreativas. Esto, ha traído consigo algunas consecuencias, ya que durante gran parte del día están encendidos computadores, televisores, estufas, etc. El hervidor eléctrico comenzó a ser un fiel compañero de largas jornadas de trabajo, así como también los cargadores.

Es por ello que se ha visto un aumento en el consumo de energía eléctrica, ya es que una consecuencia lógica de que toda la familia realice sus actividades desde la casa.

Pablo Jaramillo, jefe de servicio al cliente de Saesa, en Osorno, señala que “hemos realizado una labor educativa hacia la comunidad, entregando consejos de eficiencia energética que puedan ayudar no solo a disminuir las cuentas de los clientes, sino también crear más conciencia acerca de cuánta energía se está consumiendo, qué utilización se le da a los artefactos electrodomésticos y cómo se puede hacer un uso eficiente”.

Recomendaciones

Recomendaciones

Hoy en día, es muy importante entender que pequeños cambios irán con el tiempo marcando la diferencia y convirtiéndose en mejores hábitos de vida. “Podemos comenzar realizando pequeñas acciones como desenchufar el televisor o la radio una vez que se dejan de usar porque al estar conectados, siguen consumiendo energía. Otro aspecto práctico, es el cambio de ampolletas de luz amarilla por unas LED o de eficiencia energética. Puede que en un comienzo sean un poco más costosas que las tradicionales pero, a la larga, genera un importante ahorro en la cuenta”, destaca el ejecutivo.

Otros ejemplos cotidianos de ahorro de energía, son:

  • Al momento de ocupar la lavadora, la idea es utilizarla con carga completa ya que, de lo contrario, significará un desembolso mayor de agua y electricidad. Es mejor lavar ciertos días a la semana que de manera periódica con poca ropa. Lo mismo ocurre al momento de planchar, ya que se ahorrará más reuniendo la mayor cantidad de prendas de vestir que sean posibles y se realice de una vez.
  • Otros artefactos de uso constante son el refrigerador y el hervidor. En el caso del primero, mientras más veces se abre, mayor será la temperatura que perderá. En tanto, al momento de utilizar el segundo, se recomienda hervir la mayor cantidad de agua posible y, posteriormente, guardarla en un termo; de esta forma, no tendrá que volver a encender este electrodoméstico.
  • En el caso de utilizar algún artefacto de calefacción eléctrico que no sea eficiente debemos revisar bien sus características técnicas, ya que puede generar un incremento relevante en el consumo mensual de una familia, el encenderlo una hora al día puede originar un gasto al mes superior a los $10.000, solo por el uso de este equipo.
  • Además, al momento de comprar algún artefacto eléctrico debemos fijarnos en la etiqueta de eficiencia energética y elegir los que sean A, A+ y AA+ ya que son los que usan la energía de mejor manera.

Todas estas recomendaciones buscan entregar una mejor calidad de vida a nuestros clientes, mayor seguridad y por supuesto ayudarlos con el ahorro de energía.



Comunicado de Prensa / Fuente: Camila Núñez A. / Y. Lobo