Especialista advierte sobre los riesgos de hacer ayuno prolongado post 18

Entre dos y cuatro kilos puedo haber subido una persona en estas fechas.

Ante la proliferación de dietas extremas que se han popularizado durante la pandemia, la nutrióloga de Clínica MEDS, Ximena Muñoz, advirtió que la única manera de bajar de peso y no caer en prácticas no saludables es hacer una dieta balanceada, con actividad física.

Atrás quedaron las celebraciones patrias y, con ello, muchas personas se proponen recuperar en el corto plazo el equilibrio en su alimentación y su rutina diaria, luego de la pausa “dieciochera”. Sin embargo, existe una gran preocupación entre los especialistas ante la posibilidad de que muchos chilenos opten por hacer dietas extremas, como el ayuno prolongado, y que se han ido popularizando.
“Algunas personas toman medidas drásticas, como hacer ayunos en forma prolongada para bajar rápidamente de peso. Están de moda distintas dietas de ayuno y hemos visto algunos casos que optan por dietas sin ingesta proteica por varios días. En general, esto va a generar un gran deterioro para la salud”, explicó Ximena Muñoz, nutrióloga de Clínica MEDS.
Según la especialista, cualquier dieta que tenga menos de 800 calorías al día no tiene ni las vitaminas, ni los nutrientes necesarios para un adecuado funcionamiento del cuerpo, principalmente para el sistema inmunológico. “Estos ayunos prolongados además le van a hacer perder mucha masa muscular que hace recuperar el peso rápidamente”, sostuvo.

En relación a la proliferación de recomendaciones que han ido circulando en el último tiempo para bajar de peso, entre ellas las dietas de desintoxicación, de ayuno intermitente, de ayuno prolongado, de altos consumos de grasas o altos consumos proteicos, la nutrióloga de Clínica MEDS indicó que 
“La mayoría de estas dietas permite bajar rápidamente de peso, pero lo que se está perdiendo es, entre otras cosas, agua y masa muscular, lo que implicará que cuando abandone la dieta vuelva a subir rápidamente de peso”.
Muñoz, sin embargo, hace una distinción con los ayunos intermitentes, que recomendados por especialistas puede traer algunos beneficios. 
“Hay otro tipo de ayuno que se llama ayuno intermitente. Esto es comer todas las comidas en una cantidad concentrada de horas, en general 8 horas y 16 de ayuno. Este es un tipo de alimentación que ha demostrado tener mejoría en la sensibilidad de la insulina y mejorar algunos parámetros como el hambre en las tardes. Sin embargo, estas dietas no son para cualquier persona y en el caso que alguien decida hacerlo, primero debe informarse y consultar a un nutricionista o a su médico”, destaca la nutrióloga.

La doctora de Clínica MEDS indicó que el mejor camino es contar con una dieta balanceada, con una pequeña restricción calórica, que permita gastar más calorías de las que se van a consumir, es decir, ingerir entre 300 y 500 calorías menos de lo que come habitualmente. 
“La dieta balanceada va a aportar todos los nutrientes que se necesitan, haciendo que esta dieta pueda ser sostenible en el tiempo. Además, hay que acompañar nuestra alimentación con actividad física. El estar encerrados por tanto tiempo nos ha llevado a perder una importante cantidad de masa muscular y eso va a repercutir sobre nuestra salud, por lo tanto, hay que mantenerse en movimiento”, indicó.
Adicionalmente, la profesional de Clínica MEDS recomendó programar la baja de peso de la manera más razonable posible, si se puede acompañado por un especialista, manteniendo una alimentación balanceada, en la cual restrinja paulatinamente el consumo calórico de manera de poder llegar a su peso ideal. 
“Las dietas extremas, inferiores a las 800 calorías, en general no son balanceadas, y producen déficit de varios micronutrientes que lo pueden dejar susceptible a mayores debilidades de su sistema inmunológico que en esta época no es bienvenido”.


Comunicado de Prensa / Fuente: Bernardita Castillo