¿Tiene un terreno? Esta plataforma hace más fácil construir su vivienda

Democratizar es la premisa de esta startup que reúne en un solo lugar los aspectos técnicos y legales a la hora de iniciar una construcción.

Se estima que el déficit de vivienda mundial el 2030 será del 40% y la ONU calcula que para el 2050, 50% de la población mundial vivirá en ciudades autoconstruidas. Realidad no es ajena en Chile, donde en los últimos meses también se ha observado la proliferación de nuevos campamentos. Pero si nos vamos a lo formal, existen algunos subsidios de viviendas que entrega el Estado y permiten la autoconstrucción.

Cualquiera sea el caso, esta situación involucra una serie de problemas de seguridad en la construcción, pero también legales, todos aspectos que no son de conocimiento general y que pueden provocar que el sueño de la casa propia se vuelva una pesadilla.

Sin embargo, tal como viene sucediendo en tantas otras áreas, la innovación nuevamente viene a proponer una solución. Es el caso de Archimaker, plataforma digital e interactiva que reúne el conocimiento técnico y legal, las herramientas, asistencia online e información necesaria para que cualquiera sepa qué hacer en su terreno y así diseñar su proyecto en norma para agilizar y simplificar los procesos de obra y regularización.

La idea de esta startup-que está bajo el alero de la aceleradora Magical- es "democratizar la arquitectura” para las personas. De hecho, su eslogan es "Arquitectura para tod@s".
“En la actualidad, cualquier persona que quiera construir su vivienda debe pagar por estudios o el proyecto para evaluar las alternativas, los cuales son realizados, en general, de manera análoga, poco eficiente y a un valor inaccesible, resultando en procesos complejos, burocráticos, desgastantes y presenciales”, explica Xaviera Parrochia, co-fundadora de Archimaker.
Añade que la propuesta de este emprendimiento cuenta con experiencia en el tema, ya que tiene un proceso de cinco años regularizando viviendas autoconstruidas a través de la popularmente conocida “Ley del mono”. Fue precisamente esto lo que dejó en evidencia 
“El dolor de los autoconstructores y cómo la normativa e información técnica de los terrenos y propiedades estaban encriptadas bajo un lenguaje que obliga la consulta de profesionales, reduciendo las libertades y posibilidades de optimización de recursos de las personas”, afirma.


Información simple y al alcance

Lo que hace ArchiMaker es, precisamente, simplificar lo complejo de la arquitectura al interpretar y automatizar la información técnica y especializada.

Así, por ejemplo, todos pueden consultar la normativa que rige sus terrenos y construir correctamente. Además, es una plataforma interactiva que automatiza información normativa, consolidando una Data confiable y actualizada a través de una experiencia de usuario lúdica que transversaliza el manejo técnico y especializado, haciéndolo on-line, agilizando la toma de decisiones y accediendo a información que normalmente demora alrededor de 5 días en un solo clic..

De esta manera, en primer término entrega normativa georeferenciada en tiempo real, antecedentes de su propiedad de forma remota, un modelador de diseño asistido que alerta si está infringiendo alguna norma. Finalmente, cuenta con un panel de control, donde otorga asistencia en la gestión de los proyectos y expedientes municipales.

Una vez sorteada esta primera etapa, se construirá una red de expertos y profesionales que asistirá en contactos y referencias a los usuarios para llevar a cabo sus proyectos, un marketplace de proveedores que ayudará al usuario en la consulta y selección de materiales, además de una calculadora de costos que permitirá el acercamiento a un valor estimado de obra.
“Entre los agentes que han probado el servicio, se encuentran la inmobiliaria Echeverría Izquierdo, las oficinas de arquitectura DX Arquitectos y Badia+Soffia arquitectos, los gestores de propiedades y seguros Europrop y Danny Lobos de BIM Expert, entre otros”, destaca Xaviera.

Junto con ello, esta startup es parte de la comunidad “Construir innovando” de la Cámara Chilena de la Construcción que engloba un ecosistema de empresas y agentes de la industria que comparten las ganas de innovar.

Todo lo anterior les ha permitido seguir creciendo. De hecho, recibieron un capital semilla de 20.000 dólares CORFO, Administrado por MasisaLab el año pasado, y actualmente cursan un fondo de escalamiento comercial, adjudicado también CORFO de 60.000 dólares, administrado por Magical, lo cual “invertimos, principalmente, en construcción de data, programación, arquitectura de plataforma, plan comercial y marketing”, cuenta Parrochia.


Comunicado de Prensa / Fuente: Diego Delgado / WOW!